Local

El acusado de robar la droga dice que policías y limpiadoras pudieron hacerlo

El policía acusado de robar 150 kilos de heroína y cocaína en la Jefatura de Policía ha pedido su libertad porque las llaves del depósito se entregaban "indiscriminadamente".

el 09 dic 2009 / 17:53 h.

TAGS:

El abogado del policía acusado de robar 150 kilos de heroína y cocaína en la Jefatura de Policía de Sevilla ha pedido su libertad porque las llaves del depósito se entregaban "indiscriminadamente" y "centenares" de personas pudieron hacerlo, entre ellas las limpiadoras.

Fuentes del caso han informado hoy a Efe de que el abogado Benito Saldaña dice en su recurso que al depósito accedían ocho agentes de modo permanente, pero además era compartido con la Policía Local de Sevilla y en él entraron científicos, policías en prácticas y agentes que obtenían muestras o recogían droga destinada a adiestrar perros.

El 19 de noviembre de 2005 entró el servicio de limpieza porque los botes de salmuera usados por unos traficantes se estaban saliendo, añade en su recurso, que critica la "desastrosa seguridad de los locales", situados en el sótano de la Comisaría.

El letrado solicita al juzgado de instrucción 19 de Sevilla la libertad del policía Lars S.M., encarcelado desde el 15 de septiembre pasado por presuntamente robar a lo largo de varios meses 150 kilos de droga, que fueron sustituidos por harina y yeso de similares características.

En su recurso recoge que la Unidad de Asuntos Internos de la Policía ha informado de que en los alijos manipulados había 18 huellas y un ADN anónimo, y de que a los depósitos entraban ocho agentes con acceso permanente, pero además numerosos policías locales o nacionales para tomar muestras o hacer inventario.

Una llave de dicho depósito se encontraba en los servicios de seguridad propios de la Jefatura "y se entregaba sin más formalidad que una solicitud verbal", añade Saldaña.

En su declaración judicial, Lars reconoció haber metido en la Jefatura, a través del garaje, a su cómplice Manuel A.N., que había conseguido por otra vía la llave del depósito, pero una vez dentro "se arrepintió porque le dio miedo y se fue".

Este "desistimiento voluntario hace impune la acción, quedando solo como una entrada irregular en los sótanos del edificio", dice el recurso.

Pero además, Benito Saldaña dice que cualquiera de las cientos de personas autorizadas a entrar pudieron llevarse la droga, en cuyo caso Lars y su cómplice solo se llevaron "la sacarosa y yeso que otros habían dejado allí".

EL letrado hace alusión además a la "precipitación" de los investigadores, que ha dejado "cuestiones oscuras, datos inciertos o tergiversados" tras una confesión "conseguida con indudable presión psicológica por parte de la Unidad de Asuntos Internos" de la Policía.

El robo de los 150 kilos de droga se descubrió en mayo de 2008 y hasta ahora ha obligado a dejar en libertad a siete presuntos traficantes que se enfrentaban a condenas de hasta 12 años de cárcel, pues los contranálisis de los alijos únicamente detectaron yeso o harina.

  • 1