Local

El adelanto del curso necesita el consenso

La fallida convocatoria de la huelga de profesores, convocada ayer con escaso seguimiento por parte del profesorado contra el adelanto del curso escolar, debe mover a la reflexión de todos en aras de resolver los problemas anteponiendo el diálogo a la presión en la calle.

el 15 sep 2009 / 23:09 h.

La fallida convocatoria de la huelga de profesores, convocada ayer con escaso seguimiento por parte del profesorado contra el adelanto del curso escolar, debe mover a la reflexión de todos en aras de resolver los problemas anteponiendo el diálogo a la presión en la calle. Los cinco sindicatos representados en la mesa sectorial de la enseñanza -CCOO, UGT, ANPE, CSI-CSIF y SADI- han unido sus fuerzas para batallar contra la propuesta de la Consejería de Educación de adelantar el curso escolar una semana, del 15 al siete de septiembre. La propuesta ya no está en la mesa de debate de los sindicatos sino en la comisión permanente del Consejo Escolar de Andalucía, donde están representados todos los miembros de la comunidad escolar y donde ha recibido el respaldo de todos ellos, excepto los sindicatos de profesores. Pero los docentes se desmarcaron ayer de sus representantes con un seguimiento del 22% según los datos oficiales y de un 70% según los convocantes. Con estas cifras sobre la mesa, parece evidente que el profesorado no respalda el sendero de movilizaciones abierto para evitar el adelanto del curso. Educación busca con la medida conciliar la vida laboral y familiar y mejorar el éxito académico de los alumnos, algo que forma parte del espíritu de la Ley de Educación Andaluza y a lo que es difícil negarse. En cambio si asiste la razón a los profesores cuando demandan el desarrollo de esa misma ley que contempla cambios sustanciales en el modelo de organización interna del trabajo en los colegios y de la jornada escolar del profesorado y que aún no cuenta con la inversión necesaria para llevarlos a efecto. Administración y sindicatos deben continuar por la senda del diálogo para cristalizar los planteamientos de la LEA y mejorar el trabajo de los docentes, más aún cuando son los profesores los que, con su actitud de ayer, parecen reclamar a sus representantes más diálogos que bronca en la calle.

  • 1