Local

El adiós definitivo a la N-630

Cómo me gustaría que miles de personas que ya no están aquí pudiesen ver la actual Autovía de la Plata. Cuenta con una gran nómina de víctimas que perdieron la vida en el asfalto.

el 14 sep 2009 / 23:34 h.

Cómo me gustaría que miles de personas que ya no están aquí pudiesen ver la actual Autovía de la Plata. Cuenta con una gran nómina de víctimas que perdieron la vida en el asfalto. Viajar de Extremadura a Sevilla era una auténtica odisea. Quedaron atrás las esquelas que recibía el Gobierno del PP enviadas por el Ayuntamiento de Guillena y la plataforma de afectados en accidentes de tráfico y también las excursiones a Casa Mati a saborear unos conejos en salsa o degustar la gastronomía en la Venta de El Culebrín. Durante años fue la única salida de Sevilla al resto del país donde no había autovía. La estampa de cientos de camiones escalando la Cuesta de la Media Fanega es algo que tengo grabado para siempre.

Pasado. La N-630 pasa a la historia. Estamos en nuevos tiempos y las carreteras son vías de doble carril para que viajar sea más seguro y rápido. Con la llegada de la A-66 hay algo que preocupa a muchos: ¿qué pasa con los establecimientos donde acostumbramos a parar para comer? En cambio, aquellos por los que la antigua carretera no pasa desde hace algunos meses no están notando mucho la falta de afluencia.

Futuro.
El Ministerio de Fomento dice que podremos ir de Sevilla al Puerto de Béjar (Salamanca) con un trazado de autovía. Es la buena noticia, pero no podemos olvidarnos de El Ronquillo, que padece aún el paso de camiones con mercancías peligrosas muy cerca de las viviendas. Me encantaría ver a su alcalde inaugurando la apertura de ese tramo. Sería de justicia para un pueblo que lleva años soportando este peligro.

  • 1