jueves, 13 diciembre 2018
10:07
, última actualización
Local

El aeropuerto de San Pablo sigue perdiendo pasajeros

En los primeros cinco meses registró un 10,4% menos de tráfico, pero sigue en el décimo puesto.

el 17 jun 2012 / 19:00 h.

TAGS:

Tras un año récord en el que por el aeropuerto sevillano pasaron en 2011 más de 4,9 millones de pasajeros, un 20% más que en 2010 -lo que le permitió triplicar sus ganancias hasta alcanzar los seis millones de euros de beneficios convirtiéndose en el sexto aeródromo más rentable del país- los primeros cinco meses de este 2012 reflejan una tendencia a la baja del tráfico en San Pablo, generalizado en la mayoría de los aeropuertos del país, que no hace sino acrecentarse. Así, hasta mayo, el aeródromo de Sevilla ha registrado un movimiento de 1.899.590 pasajeros, lo que supone un 10,4% menos que en el mismo periodo del año pasado. También han bajado un 8,4% el número de operaciones (21.615) y un 7% el tráfico de mercancías (2.066.325 kilos).

Con todo, San Pablo aún mantiene su décima posición en el ránking de los aeropuertos españoles más transitados. En el top ten, solo El Prat de Barcelona y Tenerife Sur han aumentado su actividad entre enero y mayo con respecto a los primeros cinco meses de 2011. San Pablo se sitúa aún lejos de alcanzar a su inmediato antecesor, el aeropuerto de Fuerteventura, que pese a registrar también una caída de pasajeros del 8,9% aún aventaja al de Sevilla en 32.597 viajeros. Por contra, el principal competidor del aeródromo hispalense, el aeropuerto de Valencia, le pisa los talones ya que en los primeros cinco meses del año solo ha recibido 8.645 pasajeros menos que el sevillano, aunque también ha registrado un descenso del 7,4% respecto a sus cifras de los primeros cinco meses del año pasado.

El descenso del tráfico del aeropuerto sevillano duplica el registrado de media en el país (5,4%), pero hay hasta 22 ciudades cuyos aeropuertos (no todos son comerciales) perdieron más viajeros. De hecho todos los aeropuertos andaluces acumulan caídas más profundas que las de Sevilla salvo el de Málaga, que con 4,3 millones de pasajeros en los primeros cinco meses del año, cifra que supone un 4% menos que en el mismo periodo de 2011, se mantiene en cuarta posición entre los más usados tan solo por detrás de Barajas, El Prat y Palma de Mallorca.

Los meses de abril y mayo, temporada alta para la provincia, no fueron buenos en el aeropuerto. En abril, San Pablo registró 418.229 pasajeros, un 8,6% menos que en el mismo mes del año pasado, y en mayo la caída fue aún mayor, con 401.987 viajeros, un 12,9% menos que en mayo de 2011. A la vista de estos datos, queda claro que el aumento de visitantes que recibió la ciudad en este periodo respecto al año pasado no tiene en el avión su principal vía de acceso.

Barcelona sigue siendo el principal punto de origen y destino. Uno de cada cuatro pasajeros que llegan o salen en avión desde San Pablo proceden o se dirigen al Prat. Le siguen, a mucha distancia, Madrid (origen o destino del 8% de los pasajeros) y Palma de Mallorca (6,9%). El aeropuerto parisino de Orly es, en cuarta posición, el primer destino o punto de partida internacional. Sin embargo, desde marzo, Bergamo ha superado a Roma (Ciampino) y Londres (Gatwick) en el ranking de los aeródromos internacionales que reciben más viajeros procedentes de Sevilla o los traen.

Triunfa la low cost de Iberia. Por compañías aéreas, Ryanair sigue siendo la líder indiscutible. El 41,4% de los pasajeros (743.235) de San Pablo vuelan en sus aviones. La operadora low cost vuela desde Sevilla a 26 destinos nacionales e internacionales. Este mes se incorpora la ruta que conecta Sevilla con Bilbao. Le sigue Vueling, que opera a ocho destinos, la compañía usada por 477.955 viajeros hasta mayo (el 26,6% del total). Tras Air Nostrum y Air Europa, la filial de bajo coste creada por Iberia ya ha superado a la matriz en 11.901 pasajeros, pese a que solo vuela desde marzo. En sus primeros tres meses de funcionamiento ya ha sido utilizada por 65.452 viajeros frente a los 55.551 que volaron con Iberia en los primeros cinco meses del año.

  • 1