lunes, 25 marzo 2019
16:46
, última actualización
Local

El aeropuerto pierde un 10% de pasajeros en el primer trimestre

el 27 abr 2012 / 19:14 h.

TAGS:

Tras marcar el mejor año de su historia rozando los cinco millones de pasajeros, el aeropuerto de San Pablo empieza a sucumbir a los efectos de la crisis en 2012. La coyuntura económica ha sido determinante para que la terminal sevillana se haya dejado por el camino 110.000 viajeros en el primer trimestre en relación con la afluencia de 2011, lo que supone una caída del 10,1%.

Pese al descenso, que frena el despegue del aeropuerto, el volumen de pasajeros es el tercer mejor registrado en la última década, siendo muy superior al de los registros de 2009 y 2010, y permite que Sevilla se posicione como el décimo aeropuerto español, por encima de su tradicional competidor en cifras, el aeropuerto de Manises.

Los gestores del aeropuerto argumentan que la caída es fruto de "la tendencia generalizada de los aeropuertos españoles", aunque en el caso sevillano el descenso de viajeros ha sido más acusado, al ser del 10,1% frente al 5% registrado en el resto de España. Ahí entran otros factores, como cierta homogeneización del efecto de la base operativa de Ryanair, que empezó a funcionar a finales de 2010. Además, la comparativa se está haciendo con un balance de año francamente bueno como 2011, donde el aeropuerto aumentó el tráfico un 20%, alcanzando los 4.959.365 pasajeros.

El descenso no sólo se detecta en el número de viajeros, sino también en los vuelos, ya que se realizaron 1.000 menos que en el trimestre de 2011, y el volumen de mercancías, que fue un 9,6% inferior, lo que se traduce en un total de 134.605 kilos menos. Esa incidencia se notó más en marzo, cuando la caída en mercancías se situó rondando el 30% menos.

Uno de cada cuatro viajeros (24%) se dirigen a Barcelona, seguido a mucha distancia en números a Palma de Mallorca y Madrid. El destino internacional más recurrido es el de Paris y Roma. Además, el grueso de los vuelos se efectuaron a través de Ryanair, que asume el 41% de viajeros, por delante de Vueling y Air Nostrum.

El descenso era algo previsible para Aena, que baraja una disminución del 2% para este año, a la espera de ver cómo evolucionaba la temporada de verano. Ese dato resulta capital para el turismo de la ciudad. No obstante, el auge del aeropuerto en 2011 se convirtió en la piedra angular para el despegue turístico de Sevilla, como ya evidenciaron a primeros de año las agencias de viajes, los hoteleros, los hosteleros y hasta el Ayuntamiento, que coincidieron en calificar de "prioritario" el mantenimiento de los vuelos nacionales e internacionales que operan en San Pablo.

  • 1