Deportes

El agente de Igiebor se empeña en liar el fichaje

Ahora insiste en que el jugador no puede cobrar la mitad de lo que ganan los futbolistas del Betis y sentencia: "No aceptaremos que sea engañado".

el 03 ago 2012 / 21:42 h.

Atta Aneke, el agente de Igiebor.
-->-->-->

Las negociaciones entre el Betis y Nosa Igiebor van camino de convertirse en una especie de culebrón de sobremesa en el que hay dos actores principales, el club y el futbolista, y el estrellato es para el malo de la serie. Ese papel está reservado para Atta Aneke, el controvertido representante del centrocampista, un hombre tan peculiar como su doble nacionalidad, mitad nigeriana mitad noruega. Si el jueves se habló de un acercamiento entre dos de las tres partes (la tercera es el Hapoel Tel Aviv, que no pone ninguna pega a los 1,2 millones que recibiría provenientes de Heliópolis), ayer de nuevo se acabó la paz. Por lo menos por parte del tal Aneke, que en declaraciones a medios de Nigeria fue tan rotundo como sugiere este titular: "No aceptaremos que Nosa sea engañado".

El desencuentro entre el agente de Igiebor y el Betis, al menos el oficial que aporta el representante cada vez que se le pregunta, se concentra en el sueldo que tendrá el internacional nigeriano una vez vista de verdiblanco. Aneke va filtrando que la ficha ronda los 200.000 euros, más incentivos por objetivos, y lleva varios días insistiendo en que no supone ninguna mejoría respecto a lo que cobra en el Hapoel y para eso se queda donde está. Ayer ratificó esa tesis. "No hay nada nuevo ni nuevas conversaciones con el Real Betis por ahora", indicó para empezar. "Nosa Igiebor quiere jugar con ellos, pero no en los términos que le están ofreciendo. No es codicioso, ya que no está pidiendo 1 millón de euros ni nada remotamente cercano. Pero no aceptaremos que Nosa sea engañado", añadió.

"El Betis no le puede ofrecer el mismo salario que gana con el Hapoel mientras sus futuros compañeros de equipo en el futuro ganan al menos el doble de esa cifra que proponen'', dijo.

Curiosamente, los problemas que se interponen entre el Betis e Igiebor por mor de Aneke no son inéditos en su carrera. De hecho, es la segunda polémica que protagoniza en España. Hace dos años, Aneke representaba a un jugador llamado Anthony Ujah, también procedente del Lillestrom noruego, como Igiebor, y empezó a tratar su traspaso al Mallorca. Incluso viajó a la isla para firmar el contrato, o eso aseguró en aquel entonces, pero el club balear, ya en gravísimos problemas económicos que más tarde desembocaron en su entrada en concurso de acreedores, no le ofreció las imprescindibles garantías bancarias y el negocio se fue al garete.

DIPLOMACIA BÉTICA. El Betis, mientras tanto, no entra en ningún tipo de controversia desde el duro comunicado que divulgó la semana pasada para dejar en su lugar al agente Aneke. Seguramente hace lo correcto, ya que Igiebor le interesa de verdad y no quiere que un representante descarriado y deslenguado tuerza una operación que satisface al jugador y al Hapoel. Por eso fue ayer muy diplomático el director deportivo verdiblanco, Vlada Stosic, recién llegado a Bad Schönborn y justo después de reunirse con Pepe Mel y Miguel Guillén. "La situación con Igiebor está igual que en el momento del comunicado del club. No hemos movido nada y no somos ni pesimistas ni optimistas, simplemente es momento de comprobar cómo está el equipo. Manejamos más opciones", señaló Stosic, que no dio ninguna pista sobre el central brasileño Geromel (Colonia) pero sí advirtió que "en los próximos días no hay posibilidades de fichajes".

  • 1