lunes, 17 diciembre 2018
03:26
, última actualización
Local

El agravio a la patronal queda reparado

Cuatro de las once medallas ensalzan la labor de profesionales de la empresa y la economía

el 21 feb 2012 / 23:05 h.

TAGS:

La Junta saldó ayer una de las cuentas que tenía pendientes con la patronal que no era otra que resarcir el agravio que la organización andaluza CEA sintió cuando, el año pasado por estas fechas, vio que en el listado de galardonados por su contribución a la comunidad no rezaba el nombre de ningún empresario. Tal fue el enfado en la asociación empresarial que su máximo representante, Santiago Herrero, afeó la decisión renunciando a asistir a los actos institucionales del Día de Andalucía en señal de protesta.

Frente al vacío de representación de las Medallas de Andalucía de 2011, este año el Gobierno regional ha distinguido a cuatro personas vinculadas directamente con el mundo económico y de la empresa. Así, reconoce el siglo y medio de trayectoria y la contribución del Grupo Aceites del Sur (Acesur) que, con su marca de referencia La Española junto a otra veintena, lleva el aceite de oliva sevillano a más de 70 países. No es baladí el peso del oro líquido y su importancia en la comunidad, pues baste recordar que más del 50% de la volumen mundial de aceite de oliva se produce en sus campos. Homenaje, pues, a la figura de Juan Ramón Guillén, presidente de un grupo que, además, se ha volcado en la divulgación de la cultura asociada al olivar.

Sin salir del campo, distinción para la gaditana Francisca García, relevo de cinco generaciones de ganaderos y otro ejemplo del peso que, sobre la economía andaluza, ejerce el sector primario. Desde su explotación, que ha convertido en una empresa sostenible de ganadería ecológica certificada, reseñable es su esfuerzo por conservar la raza merina andaluza.

Hueco para las finanzas, pero en su vertiente más social, en la figura de Antonio Pérez Lao, presidente de Cajamar, referente en su segmento al liderar el mayor grupo de cajas rurales españolas, que ha demostrado su fortaleza y su buen hacer frente a otras entidades.

Y también para la industria, aunque orientada hacia su vertiente de responsabilidad social corporativa. Concepción Yoldi, presidenta de la Fundación Persán y vicepresidenta de la compañía sevillana demuestra que, además de negocio, también cabe la acción social.

  • 1