martes, 26 marzo 2019
11:11
, última actualización
Local

El agua de la presa de Aznalcóllar irá al riego y a dos plantas solares

El embalse de Aznalcóllar, en desuso desde el cierre de la mina de Boliden y con capacidad de 20.000 millones de litros, servirá a partir de ahora para abastecer a dos comunidades de regantes y a sendas plantas solares, la de Abengoa en Sanlúcar la Mayor y la de Iberdrola en el primer municipio.

el 15 sep 2009 / 17:34 h.

TAGS:

El embalse de Aznalcóllar, en desuso desde el cierre de la mina de Boliden y con capacidad de 20.000 millones de litros, servirá a partir de ahora para abastecer a dos comunidades de regantes y a sendas plantas solares, la de Abengoa en Sanlúcar la Mayor y la de Iberdrola en el primer municipio.

De este modo, un recurso del área metropolitana que estaba infrautilizado tendrá uso para distintos puntos de la aglomeración urbana. Como explicó a este periódico el comisario de Aguas de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), Javier Serrano, las concesiones, por un periodo de 20 años de media, llegan después de una etapa de tres años y medio de negociación desde que los interesados presentaron las solicitudes.

La presa, aunque relacionada con la mina de Boliden, no tiene nada que ver con el vertido tóxico ocurrido en 1998: era el depósito del agua que necesitaba el yacimiento minero para funcionar y no la balsa donde se almacenaban los lodos y que reventó ocasionando el mayor desastre ecológico de España hace una década.

En concreto, las dos comunidades de regantes se repartirán 15.000 millones de litros a partes casi iguales, aunque los regantes de Aznalcázar, aguas abajo en la parte conocida como los Hatos recibirán un poco más al dedicar al cultivo 3.000 hectáreas de terreno frente a las 2.000 de los agricultores de Aznalcóllar, que son los dos colectivos que habían pedido a la CHG poder hacer uso del recurso.

En cualquier caso, ninguna de las dos comunidades de regantes quiso valorar todavía el reparto y los portavoces de ambas explicaron que esperan a conocerlo oficialmente y en todos sus detalles para expresar en público su opinión.

Por su parte, las centrales de generación de energía solar, que actualmente son las más importantes del área metropolitana, percibirán 5.000 millones de litros entre las dos, según confirmó el responsable de la CHG, al tiempo que aclaró que con esta distribución se pretende "satisfacer todas las demandas" con el reparto del agua de la presa.

Esta presa está asimismo a la espera de una obra, que si se acomete, será a largo plazo, porque todavía no hay aprobación de proyecto alguno. El objetivo de dicha obra es recuperar parte de su antigua capacidad y que pueda almacenar 30.000 millones de litros, es decir, unos 10.000 más que actualmente. Lo que ocurrió fue que unas inundaciones hace algunos años obligaron a abrir aliviaderos que redujeron su capacidad a esos 20.000 millones de litros.

Futuro . Con esta decisión de la CHG se da respuesta a dos comunidades de regantes que hace años empezaron a pelear por hacer uso de este agua con el fin de garantizar sus cultivos -se trata de una apuesta por ampliar el regadío- y también el empleo que generan en un territorio afectado por el vertido tóxico que no sólo supuso la destrucción del medioambiente, sino también de puestos de trabajo.

  • 1