Deportes

El Alcalá firma un inicio aún mejor que el de sus dos únicos ascensos

El tridente mágico responsable del idilio con el gol, Gonzalo, Salvi y Boris, que reúnen 14 goles, personaliza el 77,7% de los tantos.

el 05 oct 2013 / 16:53 h.

IMG_2159 El Alcalá ha firmado el mejor inicio de su historia. Foto: Aurora Díaz. El CD Alcalá de Jesús Galván es, con diferencia, el conjunto más realizador del grupo X de Tercera División, en el que ha anotado 18 goles en 6 encuentros de Liga, cifras que, unidas a su coliderato, conceden relevancia al fantástico inicio de los alcoreños. El plantel del moderno Ciudad de Alcalá rubrica un debut aún más brillante que el de sus dos únicos ascensos a Segunda División B, categoría que asaltó a las órdenes de Carlos Ríos en la 03-04 y de José Antonio Asián, ahora en la AD Ceuta FC, en la 09-10. En la campaña de su primer éxito, los del antiguo Francisco Bono sumaron 8 puntos de 18 posibles, réditos que se embolsaron después de vencer en su feudo a la UD Los Barrios (4-0) y de igualar ejerciendo de locales ante Coria (0-0) y Montilla (0-0) y de visitantes ante Bollullos (0-0), Córdoba B (0-0) y Cerro (1-1). La seguridad defensiva fue el principal aval de aquel bloque que cerró el torneo como campeón con sólo 24 goles en contra -0,63 por encuentro-. En el plano opuesto, los de Ríos sólo celebraron 48 dianas en 38 fechas del calendario, un dato que promedió 1,26 por jornada. Los pupilos de Galván, sin embargo, rubrican un balance de 3 goles a favor por encuentro y 1,83 en contra, unos guarismos defensivos que sólo empeoran Sevilla C, Arcos, Ayamonte y Pozoblanco, los tres últimos en descenso. El Alcalá de Asián sí fue especialmente brillante en el primer tramo liguero. Los pupilos del preparador coriano se adjudicaron 12 puntos de 18 posibles después de sumar tres victorias ante Recreativo B (4-1), Sanluqueño (1-0) y Cartaya (0-2) y otros tantos empates ante Portuense (2-2), CD Mairena (1-1) y Marinaleda (1-1). Aquel plantel que se proclamó campeón del play-off ante el Corralejo canario se despidió de la competición doméstica con sólo 21 goles en contra, la mejor cifra del grupo y que firmaba un balance de 0,5 goles encajados por jornada. Precisamente, la principal diferencia entre el actual Alcalá y el de los dos ascensos a Segunda División B es su apuesta decidida y arriesgada por el fútbol de ataque. El actual es el inicio con mayor puntuación de la historia en categoría nacional y, además, el más rentable en el capítulo realizador. Los 18 goles del presente episodio suponen la mejor factura de la singladura del CD Alcalá en Tercera. La única serie de seis primeros encuentros similar a la actual data de la ya lejana 1967-68, en la que los blancos anotaron 14 goles tras ganar a Utrera (2-5), Coria (5-0) y San Fernando (2-1) y perder ante el Balón (2-3). También claudicaron sin batir la meta oponente ante Sevilla Atlético (3-0) y Riotinto (1-0). Al cierre de aquella campaña, los alcoreños clausuraron la Liga en la sexta plaza, un meritorio premio para un plantel que divisó el ascenso a Segunda -entonces no existía la Segunda B- a 12 puntos en una competición en la que el triunfo se premiaba con dos unidades. El tridente mágico responsable del idilio con el gol, Gonzalo, Salvi y Boris, que reúnen 14 goles, personaliza el 77,7% de los tantos.

  • 1