sábado, 20 abril 2019
04:53
, última actualización
Local

El alcalde aconseja comprar la tarjeta metropolitana para usar bus y Metro

El billete de Tussam no se podrá usar para subirse en el Metro hasta dentro de unos meses, así que, mientras tanto, el alcalde recomienda a los sevillanos que compren la tarjeta del consorcio metropolitano para ir del bus urbano al Metro y viceversa. Sánchez Monteseirín admitió el miércoles que la tarjeta de Tussam no se podrá usar, de momento, en la línea 1 del Metro, que se inaugurará el próximo 20 de diciembre.

el 15 sep 2009 / 18:37 h.

TAGS:

J. Alonso / N. Jiménez

El billete de Tussam no se podrá usar para subirse en el Metro hasta dentro de unos meses, así que, mientras tanto, el alcalde recomienda a los sevillanos que compren la tarjeta del consorcio metropolitano para ir del bus urbano al Metro y viceversa.

Sánchez Monteseirín admitió el miércoles que la tarjeta de Tussam no se podrá usar, de momento, en la línea 1 del Metro, que se inaugurará el próximo 20 de diciembre.

El alcalde no responsabilizó ni a la empresa ni a la Delegación Provincial de Obras Públicas. Se limitó a hacer un llamamiento para que los ciudadanos empleen la vía establecida en la propuesta tarifaria del suburbano: "La tarjeta del Consorcio Metropolitano de Transportes sirve para el Metro y para Tussam. Cubre las necesidades. Una persona puede viajar con el mismo título en los dos métodos de transportes". El regidor usó estos argumentos para defender que la empresa municipal "no se ha quedado fuera del sistema tarifario integrado".

El Gobierno asume que éste será el mecanismo que se tendrá que emplear en el arranque de la línea 1 ante la imposibilidad de cerrar un modelo integrado entre la delegación provincial de Obras Públicas y Tussam (situación de la que se han responsabilizado mutuamente las dos partes). "Tenemos ahora que ver cómo podemos conseguir que los ciudadanos accedan al Metro con la tarjeta de Tussam".

Pero esto será "tras un periodo de transición". "Aún tendremos que convivir un tiempo con la tarjeta de bonobús de 10 viajes. Se requiere aún un cambio de cultura, que se producirá, pero tiempo al tiempo", apuntó Alfredo Sánchez Monteseirín, quien eludió entrar a valorar los precios de los billetes del Metro: "Ahora hay una propuesta técnica sobre la mesa que debe ser analizada ahora con la Consejería de Obras Públicas. Las propuestas que tengamos que hacer, las haremos en el lugar que corresponde".

El propio consejero de Obras Públicas y Transportes, Luis García Garrido, aseguró ayer en Lucena que todavía se está "conformando la opinión" sobre las tarifas. El consejero dijo que se está "en un proceso de saber la opinión de los órganos asesores de la Administración para ver las tarifas". No aludió al hecho de que Tussam no tenga implantada su sistema de tarjeta sin contacto.

Los plazos . El Consejo Provincial de Transportes, organismo dependiente de la delegación provincial de Obras Públicas de la Junta, se reunió ayer en sesión extraordinaria para tratar las tarifas del Metro y el representante municipal, el concejal de Movilidad, Francisco Fernández, aseguró a los portavoces de los consumidores que el sistema de Tussam estaría listo para el 20 de diciembre. Eso sí, listo para que se usen las tarjetas del consorcio metropolitano, no para decir adiós, definitivamente, al bonobús de cartulina. Hasta los primeros meses de 2009 no se podrá trasbordar al Metro con la tarjeta de Tussam.

El asesor jurídico de la asociación de consumidores Híspalis planteó la necesidad de que haya descuentos para pensionistas o discapacitados, algo que la Junta se ha comprometido a estudiar. Mientras, los días pasan y a un mes para la puesta en marcha de la línea 1 del Metro los ciudadanos no tienen claro cómo y cuánto pagar. Por ahora, para subirse al Metro se puede usar una tarjeta univiaje, un bonometro y la tarjeta del consorcio de autobuses metropolitanos (recargable con un mínimo de 5 euros), que permite subirse en los urbanos.

En teoría, si una persona se monta en el Metro en Ciudad Expo y se baja en el Prado pagará 1,15 euros (pasa por dos zonas) con la tarjeta del consorcio y si después usa esa tarjeta para subir a un autobús de Tussam pagará 0,70 euros más. Si se aplica el descuento del consorcio del 20% por trasbordo, serían 0,56 euros, esto es, en total, 1,71. Sin la tarjeta metropolitana y sin esta rebaja, el viaje sale por 1,85 y el ciudadano se tendría que comprar un bonometro y un bonobús.

Si alguien se monta en un circular de Tussam (0,70 con el bonobús con trasbordo) y después sube al Metro para llegar de Nervión a Montequinto, el viaje sale por 1,85 con bonometro y por 1,62 si con la tarjeta del consorcio se aplican las rebajas por trasbordo. No obstante, aún no está claro el sistema que aplicará Tussam.

  • 1