Local

El alcalde acusa al tránsfuga de querer echar a 105 trabajadores municipales

El alcalde de Bollullos de la Mitación, Antonino Gallego (PP), acusó ayer al que fuera edil de su partido hasta dimitir y solicitar su baja en la formación, Manuel Godoy, de intentar despedir a 105 trabajadores municipales cuando era concejal de Hacienda. El regidor aseguró que el tránsfuga ocultó datos actualizados de la situación financiera del Ayuntamiento de Bollullos de la Mitación.

el 16 sep 2009 / 00:10 h.

TAGS:

El alcalde de Bollullos de la Mitación, Antonino Gallego (PP), acusó ayer al que fuera edil de su partido hasta dimitir y solicitar su baja en la formación, Manuel Godoy, de intentar despedir a 105 trabajadores municipales cuando era concejal de Hacienda.

El regidor aseguró que el tránsfuga ocultó datos actualizados de la situación financiera del Ayuntamiento de Bollullos de la Mitación.

"Nos quiso hacer creer que la economía estaba mucho peor de lo que posteriormente comprobamos", señaló en referencia a cuando el dimisionario ostentaba el área municipal de Hacienda. "Habíamos empezado a tomar medidas, meses antes, en las que decretamos la contención del gasto y se logró paliar un poco la situación financiera, pero para él la única solución era despedir a más de un centenar de trabajadores municipales, suprimir servicios, cerrar departamentos enteros y que los ediles y yo abandonásemos nuestras delegaciones y dejásemos de percibir nuestro salario", prosiguió el alcalde.

Tras una reducción de las contrataciones de las que se pudo prescindir, y el afán por mantener la mayoría de los servicios y del personal que los venía prestando, el 30 de junio de 2008 el entonces concejal de Hacienda presentó su dimisión de este cargo y de todas las comisiones y empresas municipales, alegando para ello que sus funciones requerían "una dedicación plena y exclusiva" y esperaba incorporarse a su anterior empleo, además de la "situación económica y financiera de carácter adverso", según informó el Ayuntamiento de Bollullos de la Mitación en un comunicado remitido ayer.

En este sentido, el alcalde cree que, en realidad, "no es que fuera el único que renunció a su sueldo, sino que no quiso quedarse para las vacas flacas". De este modo, agregó: "Quiso abandonar el barco ante la más mínima adversidad, porque es bonito dirigir cuando entran miles de euros en las arcas municipales, pero no tanto cuando hay que gestionar la crisis, sino que eso es menos agradable y a él no le gustó que no hiciéramos caso de sus recomendaciones". En la misma línea, el alcalde apostilló: "Por eso se quitó de en medio y volvió a su trabajo, porque de sacrificio y austeridad, nada de nada".

Según el primer edil, que a cuenta de esta dimisión y la ruptura del pacto de gobierno con Nueva Izquierda gobierna en minoría, un análisis posterior de las cuentas reveló que la cosa "no estaba todo tan mal como decía y que haber tomado medidas a tiempo había sido muy positivo". Recordó que se inició una ronda de reuniones con proveedores, de la que dedujeron que había que seguir conteniendo el gasto, pero que no estaban "en la quiebra". También exigió que devuelva su acta de concejal al PP. "En contra de lo que aseguraba, tenemos una absoluta normalidad en la situación financiera, a pesar de la crisis, y a día de hoy se pagan las nóminas todos los meses sin ningún retraso", apuntó el regidor, para concluir diciendo: "Está todo al día y no hemos incumplido con ninguna de nuestras obligaciones, como él quiso hacer ver".

  • 1