Local

El alcalde afirma que el caso de las facturas se 'desinfla' y que sólo hubo 'fallos'

Un día después de que Manuel Portela se convirtiera en el cuarto imputado exculpado durante el proceso de las facturas de Macarena, el alcalde destacó públicamente que el proceso se "ha desinflado" y que "la vista ha probado que los errores y fallos administrativos son el fondo real".

el 15 sep 2009 / 23:12 h.

TAGS:

J.A.

Un día después de que Manuel Portela se convirtiera en el cuarto imputado exculpado durante el proceso de las facturas de Macarena, el alcalde destacó públicamente que el proceso se "ha desinflado" y que "la vista ha probado que los errores y fallos administrativos son el fondo real".

De seis acusados, sólo dos se enfrentan al veredicto del jurado. De 28 expedientes de obras, la Fiscalía sólo basa su acusación ya en una obra no ejecutada -la demolición de los módulos de San Diego por un importe de 4.700 euros- y en cuatro parcialmente hechas. El alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, cuyo Gobierno atravesó una de las mayores crisis debido precisamente a este escándalo, aprovechó ayer la evolución del proceso durante su vista oral para destacar cómo el caso se "ha desinflado política y mediáticamente". "Se está quedando en lo que realmente fue el fondo del asunto, que no se hicieron las cosas bien. Nada más y nada menos. Hubo fallos desde el punto de vista de la gestión. El caso se fue hinchando en su día y ahora se desinfla", apuntó el regidor.

Con sus palabras, Monteseirín se refirió a la situación administrativa de principios de 2003, poco antes de las elecciones municipales. En aquellos meses, el Ayuntamiento empleaba la figura de los libramientos de fondos, una partida de alrededor de 600.000 euros de la que se hicieron cargo los distritos. Este dinero se abonaba como gastos a justificar, una vez ejecutados los trabajos. En Macarena se interpretó que sólo se podía emplear para la adjudicación de obras con un importe inferior a los 2.400 euros, un límite que se eludía fraccionando los pagos, según han admitido todos los acusados y testigos en la vista oral del juicio por las facturas de Macarena.

La propia funcionaria jefa de negociado del distrito cuando se realizaron las facturas señaló en su testimonio en la vista oral que advirtió de que había problemas de control de las facturas y que recibió como respuesta de Intervención que debía firmarlas pese a no estar conforme con el proceso. El ex delegado del distrito Macarena, quien dimitió tras el escándalo y posteriormente fue exculpado del caso, llegó a decir en la vista oral que firmó más de 600 recibos en sólo unos días.

Las palabras del alcalde coinciden con los argumentos empleados por la defensa, que desde el primer día ha alegado que hay errores administrativos pero no delitos. Pese a esto, la Fiscalía ha mantenido hasta el final las imputaciones de dos delitos a los dos acusados: malversación de fondos y falsedad documental -en el caso de Marín por alterar supuestamente los cheques que expedía José Antonio García y en el caso de Pardo por actuar supuestamente en nombre de una empresa a la que no representaba-.

Por estos delitos, los dos acusados se enfrentan a penas superiores a los tres años de cárcel, lo que provoca que superen el umbral mínimo a partir del cual tienen penas de prisión. Tras la decisión del juez de devolver el veredicto ayer por la tarde, la resolución final llegará previsiblemente a lo largo del día de hoy.

  • 1