Local

El alcalde afirma que el PP se puede sentir 'avergonzado' en algunos actos

El alcalde intervino ayer en el nuevo y tenso episodio de enfrentamiento entre Gobierno y oposición. Monteseirín defendió a su portavoz y justificó la exclusión del PP del acto del Salvador, y garantizó un cambio de rumbo: invitará a los populares.

el 15 sep 2009 / 18:12 h.

TAGS:

El alcalde intervino ayer en el nuevo y tenso episodio de enfrentamiento entre Gobierno y oposición. Monteseirín defendió a su portavoz y justificó la exclusión del PP del acto del Salvador, y garantizó un cambio de rumbo: invitará a los populares "si no se les cae la cara de vergüenza de estar donde se pone de manifiesto la derrota de los derrotistas".

Alfredo Sánchez Monteseirín mostró ayer su total coincidencia con los argumentos expresados inicialmente por la portavoz del Gobierno, Maribel Montaño, y seguidos por el portavoz socialista, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, para justificar la exclusión de un acto institucional con motivo del fin de las obras de la Plaza del Salvador -al que acudió el Rey- de los concejales del PP: "Claro que hay que invitar a los actos institucionales a la oposición, pero es evicente que cuando desde la oposición se ha estado total y absolutamente en contra, poniendo obstáculos, y se ha denigrado y denostado el proyecto de peatonalización, nos parecía una provocación llamarles a participar en el momento en que nuestras tesis habían triunfado total y absolutamente mientras que las tesis del PP eran derrotadas, humilladas y absolutamente despreciadas".

Al igual que hicieron Gómez de Celis y Montaño el día anterior, Monteseirín acusó al PP de querer estar en la foto final de proyectos a los que han atacado durante años -en referencia a la peatonalización del Centro-: "Están en contra de todo lo que se mueve... Pretenden soplar y sorber. Se ha demostrado que todos los males que la peatonalización iba a traer han quedado en nada y todos los beneficios que iba a suponer el disfrute ciudadano han sido los vencedores".

El portavoz del PP, Juan Ignacio Zoido, había reclamado en repetidas ocasiones que fuera el propio alcalde quien diese una explicación de lo ocurrido y aclarase si es una postura que comparte todo el Gobierno la de excluir a la oposición de actos institucionales. Tras conocer las declaraciones del regidor, el dirigente popular, criticó sus palabras: "Me causa sorpresa que afirme esto el alcalde, quien debe gobernar para todos los ciudadanos. Están argumentando que estamos en desacuerdo con el proyecto, pero ¿en algún momento hemos mostrado rechazo a que se reforme la plaza del Salvador? Es un desprecio absoluto a todos los sevillanos que demuestra el escaso respeto democrático de Sánchez Monteseirín".

Zoido, quien recordó que esta práctica es común para el equipo de Gobierno, se preguntó públicamente si este veto a la oposición se aplicará también el próximo 20 de diciembre cuando se inaugure la línea 1 del Metro debido a que el PP ha reclamado que debe de poners en marcha toda la red a la vez y que hay que impulsar las líneas 2, 3 y 4 del suburbano.

La polémica entre Gobierno y oposición surge de la no invitación de los concejales del PP al acto celebrado en la plaza del Salvador, con motivo de la inauguración de las esculturas de Dalí y la visita del Rey a Sevilla. Días después de esta cita, Juan Ignacio Zoido, remitió un escrito al alcalde en el que criticaba su ausencia: "Me siento en la obligación de poner en su conocimiento el malestar del PP por haber sido excluido de actos institucionales celebrados en Sevilla (...) Como representantes de los ciudadanos que somos, usted en su calidad de alcalde y yo como portavoz del Grupo Popular, es nuestra obligación transmitir al conjunto de los sevillanos ejemplo de buenas prácticas democráticas y respeto de las instituciones".

La respuesta del equipo de Gobierno vino a través de la portavoz del Gobierno, Maribel Montaño, en una carta remitida el pasado 5 de noviembre: "Pongo en su conocimiento que este Gobierno municipal considera incoherente invitarle a actos institucionales que ponen en valor la política promovida por este Gobierno de peatonalización y renovación de las calles y plazas de la ciudad para el uso ciudadano puesto que la posición del PP ha venido siendo totalmente contraria al proyecto de este Gobierno cuyo objetivo es convertir a Sevilla en una ciudad más humana, habitable y de todos".

Los argumentos empleados por Maribel Montaño llevaron al PP a pedir públicamente su dimisión al considerar la oposición que se justificaba que un partido quedase fuera de un acto institucional por estar en contra del Gobierno municipal. El Ayuntamiento no ha rectificado y ha mantenido la misma línea argumental. La propia portavoz del Gobierno ratificó ayer sus declaraciones al acusar a Zoido de querer estar en la "foto-finish" de los proyectos cuando se ha dedicado a ponerles "trabas".

  • 1