Local

El alcalde alega que a Merca "le viene bien" la salida del PP

Monteseirín afirma que ya hay «más calma» y la oposición le tilda de «cínico».

el 11 ago 2010 / 12:05 h.

TAGS:

  • Mientras el Defensor del Pueblo Andaluz ha aceptado a trámite la denuncia del PP por su exclusión del consejo de administración de Mercasevilla, el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, sigue defendiendo públicamente la reestructuración que derivó en la salida de la oposición del gobierno de una empresa en plena investigación judicial y situada en el centro del debate político.

    El alcalde afirmó, en una entrevista concedida a Europa Press, que a la empresa "le viene muy bien" tanto su propia salida del consejo como de "otras personas con cierta proyección política y más o menos relevantes dentro de la disputa", refiriéndose al edil del PP Beltrán Pérez. Pese a este planteamiento, Antonio Rodrigo Torrijos, sigue de vicepresidente de la empresa tras fracasar en su intento de ceder el puesto a Carlos Vázquez.

    Para Monteseirín es necesario tener "un poquito más de consideración a lo que supone una empresa de la que depende mucha gente desde el punto de vista económico y empresarial, y a la que no se le puede seguir haciendo daño". Además, acusa al PP de usar a la empresa como arma política para lograr sus objetivos. "Bastante daño han realizado los gestores anteriores como para que ahora se haya añadido de manera tan brutal el daño del PP en su afán de utilizar Mercasevilla, como dicen los trabajadores de la propia empresa, como arma arrojadiza y permanente en la pelea política", señala. A su juicio, la reducción del consejo de administración posibilitará que la empresa "pueda tener un mayor sosiego y tranquilidad para resolver sus problemas, sin estar siendo usada todos los días como instrumento de agresión en el juego sucio de algunas fuerzas políticas". "Lo mejor que hemos podido hacer en pro de la empresa es esa decisión de sacarla de la pelea política y la trifulca partidista", añadió. El alcalde atacó al PP "y sobre todo alguna gente en el PP", en alusión a Pérez, al que acusó de tener "un afán de notoriedad tan extraordinario que quieren ser el novio en la boda, el niño en el bautizo y el muerto en el entierro".

    La reacción de los populares no se hizo esperar, acusaron al alcalde de "cinismo" y el propio Pérez dijo que "cuando las cosas iban bien en Mercasevilla el alcalde se aprovechaba políticamente junto a Mellet de la empresa", y aseguró que "en la boda, el entierro y el bautizo de la corrupción en Mercasevilla el único niño, novio y muerto ha sido Monteseirín y su gobierno, porque ha sido presidente ejecutivo de una sociedad en la que ha estado 15 meses sin aparecer". "El daño irreparable lo han causado los autores de los hechos", dijo.

    El alcalde, también hizo alusión las acusaciones vertidas por el ex director general de la empresa Fernando Mellet en las que implica al Gobierno municipal en las posibles irregularidades en la venta de los suelos del antiguo mercado, a las que tachó de "estrategias de la defensa que hay que considerar como tales".

    Monteseirín dijo que "es evidente que por parte de aquellos gestores de Mercasevilla se nos engañó a todos", porque "nos enseñaban unas cuentas que no se correspondían y llevaban a cabo procedimientos a espaldas de todos", y que fueron los socialistas "los que denunciamos los hechos ". El PP, en cambio, afirmó que "al igual que en los primeros meses del escándalo dijimos que estaba hasta las cejas, lo seguimos afirmando".


    • 1