Local

El alcalde baraja renunciar antes de 2011 pese al rechazo del PSOE

Griñán insta al alcalde a seguir hasta el final y el regidor avisa de que aún no ha tomado una decisión

el 04 mar 2010 / 22:26 h.

TAGS:

Alfredo Sánchez Monteseirín está barajando no agotar el mandato, pese a la exigencia de las direcciones provincial, regional y federal del PSOE. Es una reflexión que admite el propio regidor y su entorno, y que responde al malestar provocado por los tiempos y las formas del anuncio realizado por el presidente de la Junta, José Antonio Griñán. El fondo estaba acordado, y proviene de una decisión personal del regidor que no ha atendido a las peticiones de algunos de sus colaboradores, que le reclamaron que continuara un cuarto mandato. El resto quedó en manos del futuro secretario general del PSOE-A, que ha convertido el futuro del Gobierno local de Sevilla en uno de sus primeros golpes de autoridad al frente del partido. Ni Monteseirín sabía que se iba a difundir su renuncia a una reelección el pasado miércoles, el día después de la sentencia del Tribunal Supremo sobre las facturas falsas y a sólo unos días del congreso orgánico.


Estos hechos han incrementado el desgaste de un Monteseirín que se ha considerado en repetidas ocasiones humillado y menospreciado por su propio partido, pese a haber gobernado una de las grandes capitales españolas durante más de una década. De ahí que ayer por la mañana respondiera oficialmente a las peticiones de las direcciones provincial, regional y federal de que continuara a través de la agencia Efe: “Todavía no he decidido cuándo me iré del Ayuntamiento”. El mismo mensaje que el regidor trasladó a los medios a través de la portavoz del gobierno, Maribel Montaño: “Es una decisión que está por tomar, un capítulo que está por escribir. El partido pidió al alcalde que agotara el mandato y éste toma nota de esta petición, de la misma manera que el PSOE ha tomado nota de su decisión de no continuar. Cualquier decisión será compartida con el partido”. Montaño fue incluso más lejos. Hizo público lo que muchos admiten en privado: “Es probable que los tiempos hayan sido mal administrados”.


La dirección del partido en cambio da por hecho que el alcalde cumplirá lo pactado, y no se irá, al menos mientras no haya otro candidato. Así además se lo exigió de nuevo ayer Griñán: “Tiene todavía un porcentaje enorme de legislatura, le queda un año y lo hará. Esto no es nada nuevo y ocurre muy frecuentemente en democracia. Aznar estuvo cuatro años sin decir su sucesor y no pasaba nada”. Es una llamada a la disciplina de partido. De no obedecerla Monteseirín, el PSOE no le ofrecerá una salida al alcalde más longevo de la democracia en Sevilla que, como él mismo apuntó el miércoles, volvería a su plaza de médico inspector. “No trabajamos en ese escenario, ahora se iría sin nada”, apuntan fuentes del partido. Pero en el otro lado de la balanza, el entorno del regidor incide en el factor personal. La reacción de un alcalde que siente que ha recibido un trato injusto y que no quiere un periodo de más de un año que considera humillante.


De nuevo Montaño hizo suya una reflexión que muchos plantean en privado: “El partido debe aclarar cuanto antes la situación a la ciudadanía, aunque tenga sus tiempos, y es en julio cuando está previsto decidirlo”.


Si en el partido no trabajan con el escenario de una renuncia del alcalde, en Plaza Nueva sí la barajan ante el malestar del regidor. Y entonces se entraría en una situación de tres referentes del PSOE en un año, dado el rechazo de las direcciones provincial y regional del partido a un candidato de dentro. Tendría que ser alguien de fuera que conviviera con Rosamar Prieto-Castro. Difícilmente el otro posible sucesor, el relevo natural según el entorno del regidor, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, acepte el desgaste de ser alcalde interino.

La oposición

El PP acusa a Griñán de causar "una gran crisis"

PSOE y PP son conscientes de que en Sevilla en 2011 no está en juego sólo un ayuntamiento, sino una pieza clave ante las autonómicas de un año después. De ahí que, ya con un alcalde amortizado que ha iniciado una indefinida cuenta atrás, los populares hayan salido prácticamente en su defensa para culpar a Griñán de la situación generada en el Ayuntamiento. “Ha generado una gran crisis y un gran vacío, sólo con un teletipo”, apuntó el presidente del PP-A, Javier Arenas.


Su candidato, Juan Ignacio Zoido, reunió ayer de nuevo a todo su grupo municipal como respuesta a una situación difícil del Gobierno local. Y centró sus críticas en Griñán y en la estructura del PSOE: “Hay que hacer un llamamiento a la tranquilidad a la ciudadanía ante el gran daño y perjuicio que se ha causado a Sevilla. Ya veíamos cómo el gobierno se venía degradando y deteriorando y ayer fue el colmo. Monteseirín se va de una forma de la que no se debe ir un alcalde en ningún sitio, y menos en Sevilla. El PSOE sólo ha querido resolver un problema sin que le importe la ciudad. La ha usado para dirimir sus peleas internas y para repartirse el poder en medio de la crisis económica”. 

  • 1