El alcalde de Arahal rechaza "radicalmente" el despliegue militar de Estados Unidos

"El Gobierno de Rajoy no defiende a los trabajadores españoles de la base", ha comentado su alcalde.

el 19 abr 2013 / 16:02 h.

El alcalde de Arahal (Sevilla), cuyo término municipal alberga la base militar bautizada con el nombre de la localidad vecina de Morón de la Frontera, ha manifestado este viernes su rechazo "radical" a la decisión del Consejo de Ministros de autorizar el despliegue de ocho aviones de las fuerzas aéreas de Estados Unidos y 500 infantes de marina del mismo país en dichas instalaciones castrenses. Miguel Angel Márquez (IU-CA) ha censurado además que el Gobierno central "no defienda a los trabajadores españoles de la base, pero se ponga de rodillas ante Estados Unidos". En declaraciones a Europa Press, el primer edil de Arahal ha expresado su rechazo "radical" a este despliegue militar de Estados Unidos, que pretende reforzar sus dispositivos para "operaciones de respuesta a situaciones de crisis" en el norte de Africa. Para Miguel Angel Márquez , el Gobierno central del popular Mariano Rajoy se doblega a las peticiones de un país cuyas intervenciones "siembran la guerra y la muerte" en las zonas desfavorecidas". Además, ha señalado la situación que atraviesan los trabajadores españoles de los servicios civiles de la base aérea de Morón de la Frontera, que como se ha señalado está enclavada en el término municipal de Arahal. Y es que la empresa estadounidense 'Vinnel, Brown and Root, SLL (VBR)', que explota estos servicios por encargo de las fuerzas aéreas de Estados Unidos, promovió a finales de 2010 un expediente de regulación de empleo (ERE) saldado con 119 despidos y el siguiente contrato de gestión de estos servicios prescindiría de 144 puestos de empleo, según la información con la que cuentan los trabajadores. "Es lamentable. El Gobierno de Rajoy no defiende a los trabajadores españoles de la base, pero se pone de rodillas ante Estados Unidos", ha criticado avisando que el Gobierno central está dejando "desamparados" a los trabajadores españoles de esta base cuyo uso comparten Estados Unidos y España, pero acepta "absolutamente todo" lo que reclama Estados Unidos en materia militar.

  • 1