El alcalde de El Ejido entra en prisión sin posibilidad de fianza

La jueza encarcela a Juan Enciso, al interventor y su mano derecha, José Alemán, y a un empresario almeriense titular de una de las subcontratas de ElSur investigadas.

el 23 oct 2009 / 21:23 h.

Después de tres noches durmiendo en los calabozos de una comisaría de Policía, el que durante los últimos 20 años ha sido alcalde de El Ejido, Juan Enciso (PAL), ingresó en la prisión de Almería por orden de la jueza que investiga la supuesta trama de corrupción en el Ayuntamiento del municipio almeriense. Tras seis horas de interrogatorio, la titular del juzgado de instrucción número 2, Montserrat Peña, dictó ayer un auto de prisión incondicional sin fianza para Enciso y su mano derecha, el interventor de cuentas, José Alemán.

A ambos les imputan los delitos continuados de blanqueo de capital, malversación de fondos públicos, cohecho, tráfico de influencias y falsedad en documento mercantil. También fue encarcelado sin fianza Ambrosio Cuevas, el representante de la empresa Gestora Ejidense, una de las subcontratas investigadas por blanqueo. De los 20 detenidos el primer día, han pasado a disposición judicial 16. La jueza ha decretado prisión incondicional para siete: Enciso y Alemán, el empresario José Amate, su hijo, dos de sus yernos y el empresario Ambrosio Cuevas.

Prisión bajo fianza de entre 50.000 y 90.000 euros para cinco imputados: las dos hijas de Amate, la mujer del interventor, que salió de la cárcel tras pagar 90.000 euros, el cuñado de Enciso y el hermano de Alemán.
Y libertad con cargos para otros cuatro detenidos: la esposa de Enciso, su hija, la cuñada del interventor y la mujer de Amate. Faltan aún por enjuiciar cuatro personas más, que constituyen la rama madrileña de la trama: el empresario Juan Antonio Galván, que será interrogado hoy, y su familia.

Implicaciones. Juan Enciso, José Alemán y el empresario sevillano José Amate han sido señalados como los tres vértices de una trama que, aparentemente, desviaba fondos públicos usando 12 subcontratas ficticias que inflaban las facturas de una sociedad pública: Empresa Mixta de Servicios Municipales (ElSur), en la que se centran las pesquisas. Alemán, en calidad de interventor, era el que controlaba los informes económicos del Ayuntamiento y sus empresas, los gastos y los ingresos de la corporación, los pliegos de condiciones de las obras que se contrataban, etc... Sin embargo, el Consejo General de Secretarios, Interventores y Tesoreros emitió ayer una nota desde Madrid denunciando que Alemán "no pertenece al cuerpo de interventores", un puesto público que se obtiene por concurso y que es designado por el Ministerio de Administraciones Públicas. "Este hombre ocupa el cargo accidentalmente desde hace años, y ha hecho todo lo posible para que no le sustituya un designado oficial", explican desde el Consejo.

La llamada Operación Poniente se puso en marcha hace dos años, a instancias de la Fiscalía Anticorrupción, y se hizo pública el martes, cuando 60 agentes de la Policía Nacional asaltaron la casa consistorial de El Ejido, la sede del PAL y las oficinas de ElSur. Las 20 personas fueron detenidas simultáneamente en Almería, Sevilla y Madrid. Juan Enciso, José Alemán, José Amate y el empresario madrileño comprometieron en la trama a sus mujeres, sus hijas, sus yernos y otros familiares, que aparecían como titulares de las subcontratas fantasmas que lavaban el dinero público. Fuentes del caso aseguran que la trama pudo haber malversado más de 150 millones de euros en los últimos seis años.

  • 1