miércoles, 20 marzo 2019
18:48
, última actualización

El alcalde de Huévar denuncia pintadas en el Ayuntamiento y su coche particular

Las pintadas se encuadran en las nóminas de 2010 que el Ayuntamiento adeuda a su plantilla.

el 03 ene 2014 / 12:00 h.

El alcalde de Huévar del Aljarafe (Sevilla), Rafael Moreno (PSOE), ha denunciado ante la Guardia Civil una serie de "pintadas" y actos vandálicos perpetrados sobre la fachada del Ayuntamiento, el mobiliario público, vehículos municipales e incluso sobre su propio vehículo particular, según ha informado a Europa Press el propio Moreno. Las pintadas se encuadran en las nóminas que el Ayuntamiento adeuda a su plantilla desde el año 2010. Rafael Moreno ha recordado que, en efecto, el Ayuntamiento de Huévar del Aljarafe, una de las administraciones locales de la provincia de Sevilla más castigadas por la catástrofe económica del país, ha llegado a adeudar a su plantilla ocho nóminas del año 2010 y la paga extraordinaria de verano. Dicha situación, como se recordará, supuso como es natural un intenso conflicto entre los funcionarios y empleados públicos del Ayuntamiento y el Gobierno local socialista. Pero a día de hoy, y como defiende el alcalde, la situación ha sido reconducida y el Ayuntamiento ha pagado "al día" las nóminas correspondientes a los años 2011, 2012 y 2013 e incluso habría logrado abonar "dos terceras partes" del montante de más de 900.000 euros adeudado a sus funcionarios y empleados públicos a cuenta de las nóminas impagadas del año 2010. "Hemos reducido un 60 por ciento la deuda y en el verano de 2015 podría quedar totalmente liquidado el pago de esas nóminas", asevera el alcalde. En ese sentido, ha defendido que el Ayuntamiento ha atendido cada una de las situaciones "personales" sufridas por los funcionarios o empleados públicos más asfixiados a cuenta de estos impagos y sus propias circunstancias económicas. No obstante, ha explicado que "en los últimos meses", los edificios municipales y el mobiliario urbano vienen siendo objeto de "pìntadas y desperfectos" con un mensaje claro y directo: el pago de las nóminas pendientes de abono. Esta campaña de "actos vandálicos", según el alcalde, se ha agudizado en los últimos días con "pintadas en el Ayuntamiento, en vehículos municipales e incluso en mi propio coche particular", extremo finalmente denunciado ante la Guardia Civil. "Esta inquina no se entiende precisamente ahora, cuando hemos reducido en un 60 por ciento la deuda con la plantilla", lamenta el alcalde.

  • 1