domingo, 16 diciembre 2018
03:19
, última actualización

El alcalde de Isla Mayor niega haber sancionado al policía denunciante

Aclara que únicamente le retiró la productividad porque ésta "es de carácter discrecional" y el agente había "desatendido" sus funciones.

el 27 ene 2015 / 14:13 h.

 El alcalde de Isla Mayor (Sevilla), Ángel García Espuny (IU), ha declarado como imputado y ha negado haber iniciado un expediente sancionador contra el policía local que lo denunció al entender que el primer edil lo sancionó "a sabiendas de la injusticia" de la decisión y "prescindiendo total y absolutamente del procedimiento legalmente establecido".

   En este sentido, fuentes del caso han informado a Europa Press de que el alcalde ha comparecido ante el juez de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Coria del Río y ha explicado que, el día 11 de mayo de 2012, aprobó una resolución de Alcaldía en base a la cual se retiró al agente el complemento de productividad. Según el acta de su declaración, consultada por Europa Press, García Espuny ha señalado que "no se trata de un expediente sancionador", sino que los trabajadores municipales, incluidos los policías locales, tienen fijada por convenio colectivo una productividad "que es de carácter discrecional". "La resolución de Alcaldía lo que hace es entender que no procede ese emolumento", el cual, según ha indicado, se dicta en base a los informes escritos y orales del oficial jefe de la Policía relacionados con el denunciante "y que acreditan que no es merecedor del premio que el complemento indica" por "desatención de sus funciones".

NIEGA ENFRENTAMIENTO CON EL AGENTE

El alcalde ha señalado que, en otra ocasión, retiró dicho complemento a otro empleado municipal y ha asegurado que, "en principio, se vuelve a conceder si no hay ninguna incidencia, pagándose dos veces al año", punto en el que ha negado que "exista ningún enfrentamiento" entre él y el agente. Al hilo de ello, y tras insistir en que "no es un expediente sancionador", el primer edil ha admitido que el agente también le ha denunciado por coacciones y amenazas tras concederle una comisión de servicios, punto en el que ha precisado que el policía se encuentra actualmente y desde 2012 en una comisión de servicio en Coria del Río. Para finalizar su declaración, ha explicado que, antes de dictar la resolución, consultó con la secretaria municipal, quien "no le ha objetado ni le ha dicho que hay que hacer un expediente sancionador". Así, ha aseverado que fue la secretaria del Ayuntamiento la que "le dijo que esto es un premio y por tanto discrecional".

LA DENUNCIA

En la denuncia, el agente considera que el alcalde podría haber cometido un delito de prevaricación y relata que, el 11 de mayo de 2012, García Espuny dictó una resolución en virtud de la cual se le apercibía "por un supuesto bajo rendimiento en el servicio", apercibimiento que conllevó la pérdida del complemento de productividad de septiembre. El policía local añade que la imposición de dicha sanción y el descuento de la remuneración como "castigo por mal comportamiento" se ha llevado a cabo "a sabiendas de su injusticia y prescindiendo total y absolutamente del procedimiento establecido para ello". A su juicio, esto último queda acreditado por el hecho de que, como funcionario del Cuerpo de la Policía Local, y en lo que al régimen sancionador y disciplinario se refiere, "le resulta de aplicación lo dispuesto en la Ley 4/2010, de 20 de mayo, del Régimen Disciplinario del Cuerpo Nacional de Policía, al amparo de la disposición final sexta, que establece que esta ley se aplicará a los Cuerpos de Policía Local de acuerdo con lo previsto en la legislación orgánica reguladora de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad". "Por tanto, al aplicar dicha sanción, a sabiendas de su injusticia, así como prescindiendo total y absolutamente del procedimiento, vulnerando con ello las normas más básicas procedimentales y los principios inspiradores de dicho régimen sancionador", concluye la denuncia.

  • 1