miércoles, 19 diciembre 2018
06:41
, última actualización
Local

El alcalde de Tarifa subraya que el proyecto de Valdevaqueros "respetará escrupulosamente el medio ambiente"

Anima a Planas a abordar "directamente" con él este asunto, ya que "no es momento de que las administraciones hablen a través de los medios".

el 09 jun 2012 / 13:59 h.

TAGS:

El alcalde de Tarifa (Cádiz), Juan Andrés Gil (PP), ha querido dejar claro este sábado que "todos los proyectos urbanísticos" emprendidos por el Consistorio que gobierna "respetan y respetarán escrupulosamente el medio ambiente", de modo que el plan que prevé la construcción de 350 viviendas y establecimientos hoteleros con capacidad para 1.423 plazas en el entorno de la playa salvaje de Valdevaqueros "no será una excepción" a este compromiso.


Así se ha pronunciado, en declaraciones a Europa Press, el regidor tarifeño, que ha reaccionado de esta manera al anuncio realizado este viernes por el consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Luis Planas, de iniciar un proceso de revisión del planeamiento del litoral regional elaborado con anterioridad al Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA), aprobado en 2006, a fin de que "los crecimientos que pudieran producirse estuvieran en función de las necesidades reales de hoy".

Además, Gil ha realizado un llamamiento al consejero para abordar de directamente con él este asunto, ya que, en su opinión, "no es momento de que las administraciones se comuniquen a través de los medios, sino por escrito y de forma directa".

En su primera comparecencia en Comisión Parlamentaria en la Cámara andaluza, Planas justificó la propuesta de revisiones de los planes del litoral como una forma de responder a la "preocupación" y "justificada alarma social" que, en su opinión, han generado en los últimos meses proyectos como el de Valdevaqueros.

No obstante, el consejero andaluz de Medio Ambiente, en relación a este proyecto en concreto, abogó por esperar a "examinar" sus "aspectos medioambientales" en vez de "prejuzgar cualquiera de las fases del expediente". En este sentido, se limitó a recordar que el proceso había seguido una serie de fases en su tramitación y que ahora era el turno del planeamiento urbanístico.

  • 1