Local

El alcalde declara hoy como testigo por las facturas falsas

El caso Unidad vuelve a resurgir esta semana. El PP ha relanzado un escándalo que abandera desde 2006 y que mantiene viva la llama de las irregularidades en Macarena, una vez que ya se ha cerrado el proceso de las facturas falsas. El alcalde tendrá que ir hoy al Juzgado. Será como testigo, pero para la oposición es suficiente mensaje.

el 16 sep 2009 / 02:52 h.

TAGS:

El caso Unidad vuelve a resurgir esta semana. El PP ha relanzado un escándalo que abandera desde 2006 y que mantiene viva la llama de las irregularidades en Macarena, una vez que ya se ha cerrado el proceso de las facturas falsas. El alcalde tendrá que ir hoy al Juzgado. Será como testigo, pero para la oposición es suficiente mensaje.

El proceso judicial se inició en septiembre de 2006, pero el caso, al igual que ocurrió con las facturas falsas, se remonta varios años antes. Entre 2002 y 2003. De esta fecha, entre el primer y el segundo mandato de Alfredo Sánchez Monteseirín, datan las primeras facturas supuestamente duplicadas que aparecieron. Afectaban al Ayuntamiento y a la Diputación Provincial. El PP se lanzó a llevarlo a los tribunales en una denuncia a la que fue sumando elementos. Más facturas primero y el célebre fax con el que Juan Ignacio Zoido quiso marcar la última campaña electoral, después. En este tiempo las diligencias judiciales han avanzado, aunque a un ritmo muy distinto al debate político. La declaración de Monteseirín de hoy como testigo es el gran logro del PP en este proceso. Lo ha conseguido a raíz del testimonio del interventor municipal. Se ha aferrado a un detalle, a unas reflexiones de éste en las que apunta a que nunca le solicitaron la realización de una investigación sobre el dinero concedido en subvenciones a la asociación de vecinos, pese a que según sus cálculos la entidad debe al Consistorio 6.000 euros por ayudas no justificadas.

El alcalde tiene sus argumentos claros. Y previsiblemente los repetirá en el juzgado: cuando surgió la polémica, habló con el interventor y éste le indicó que no era necesario realizar una fiscalización de las ayudas dado que su labor diaria es precisamente esa, auditar e informar sobre todas estas concesiones. Pero como el propio juez señaló en el auto por el que cita a Monteseirín, éste deberá responder al "punto indicado, y a otros que puedan surgir". Son varios los interrogantes de este caso sobre los que puede tener que pronunciarse el regidor.

3la deuda. El 24 de noviembre de 2006, el Gobierno municipal anunció que la asociación Unidad había devuelto 4.600 euros y había renunciado a otros dos ayudas por un importe de 3.000 euros. Con esto se daba por saldada la deuda, según palabras de la entonces teniente de alcalde Paula Garvín. Pero en noviembre de 2007 el PP adjuntó a su denuncia seis documentos de entre 2000 y 2005 con facturas supuestamente duplicadas que ascendían a 22.500 euros. Además, en su declaración el interventor plantea que aún existe una deuda por un importe de 6.000 euros.

3el fax. En 2007, en plena campaña electoral, en medio de un debate entre los dos candidatos, Juan Ignacio Zoido difundió el contenido de un fax supuestamente enviado desde el grupo municipal socialista. Databa de abril de 2002 y en él se alude a una factura inflada y se define cómo dividir el dinero entre un sobre y una caja. El PP señaló directamente al alcalde como presidente del grupo socialista. Y éste reaccionó con una querella contra el líder de la oposición que fue archivada por el juzgado. Los populares basan en este documento buena parte de su estrategia.

3el psoe. El 28 de noviembre de 2007, el titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Sevilla emitió una providencia en la que solicitaba a la Jefatura Superior de Policía de Andalucía Occidental que investigara "las relaciones" entre Unidad y el PSOE, así como el "vínculo económico y comercial" entre la federación vecinal y la empresa Copyur, que emitió las facturas. Con esta línea de investigación se reforzaba la teoría del PP que se apoyaba, además de en el citado fax en algunos nombres. Sobre todo, Manuel Gómez Lobo -ex edil, ex representante de Unidad y ex secretario general de Macarena- y Domingo Enrique Castaño, piedra angular de todas las denuncias del PP.

  • 1