Local

El alcalde defiende la mezquita como "locomotora" del desarrollo urbano

El alcalde de Sevilla ha encontrado la fórmula para que el proyecto de la mezquita no genere el mismo rechazo que en Los Bermejales: primero ubicará el templo musulmán y luego, en torno a él, se edificarán los nuevos barrios de Sevilla.

el 14 sep 2009 / 21:38 h.

TAGS:

El alcalde de Sevilla ha encontrado la fórmula para que el proyecto de la mezquita no genere el mismo rechazo que en Los Bermejales: primero ubicará el templo musulmán y luego, en torno a él, se edificarán los nuevos barrios de Sevilla. El regidor dice ahora que la mezquita será "la locomotora del desarrollo urbanístico" donde se ubique.

Alfredo Sánchez Monteseirín se convirtió ayer en un férreo defensor del proyecto de la mezquita, que ya no se ubicará en el solar de Los Bermejales cedido a la Comunidad Islámica de España sino en algún punto indeterminado del extrarradio. Los polígonos de El Higuerón, Santa Bárbara, la Isla de la Cartuja o la zona de Villanueva del Pítamo son las zonas que baraja el Consistorio.

Cuando el Ayuntamiento cedió terreno para construir la mezquita en Los Bermejales en aras de la "pluralidad cultural", se enfrentó a las manifestaciones de algunos vecinos que rechazaban abiertamente todo lo que tuviera que ver con los musulmanes. Cuando, en medio de la tempestad electoral, el alcalde anunció que la mezquita ya no se haría donde estaba previsto, se enfrentó a su socio de Gobierno (IU), que no entendió por qué Monteseirín cedía a "la presión de unos radicales".

Después de un paréntesis, el alcalde ha llegado a la conclusión de que lo mejor es invertir las tornas: instalar la mezquita y después las residencias, para que los vecinos no se le echen encima de nuevo esgrimiendo un agravio comparativo respecto a Los Bermejales. "La mezquita será una locomotora para el desarrollo urbanístico y residencial de la zona que lo acoja", ha dicho. Monteseirín no aclara cuál será el enclave del templo, pero asegura que no habrá ningún "sobrecoste ni despilfarro" sobre el proyecto inicial.

Una vez que el uso de los terrenos de la mezquita en Los Bermejales ha quedado desierto, los vecinos se han lanzado a la reconquista del solar. Más de cien familias representadas en la asociación de padres del conservatorio elemental del barrio reclamaron ayer que se construya en ese espacio una escuela de música para sus hijos. El Ampa se ha precipitado a pedir ese suelo para distanciarse también de las exigencias de la Asociación Bermejales 2000, que se manifestó en contra de la mezquita con protestas de tinte racista y que ahora reclama allí un centro cívico.

La petición de las 100 familias tiene un sentido y así se lo han explicado por carta al alcalde, al delegado del Gobierno andaluz y al delegado de Educación. El llamado conservatorio de La Palmera no tiene sede desde hace más de diez años, durante los cuales sus alumnos -entre 8 y 12 años- han estado danzando de un sitio a otro. Compartió edificio unos años con el colegio público de La Raza y ahora comparte aulario con el centro Juan Sebastián ElCano.

  • 1