El alcalde de Utrera defiende su honradez

Francisco Jiménez alaba la labor realizada al frente de Produsa. Culpa a la crisis de la quiebra de la empresa, y dice confiar en la justicia.

el 30 oct 2013 / 22:03 h.

El alcalde utrerano y presidente de la Sociedad de Promoción y Desarrollo de Utrera (Produsa), Francisco Jiménez (PA), ha defendido su honradez “personal, política y jurídica”, y su gestión al frente de esta empresa pública que se encuentra en proceso de liquidación. Francisco Jiménez compatibilizará su trabajo de alcalde con el de profesor en la Universidad de Sevilla. Francisco Jiménez, alcalde de Utrera. Lo dijo ayer durante una esperada comparecencia, en la que quiso poner de manifiesto las actuaciones que se han desarrollado a lo largo de estos años, y que han estado a cargo de Produsa. Así, se refirió a la construcción de más de 500 viviendas de protección oficial, la creación del polígono industrial de La Morera, y la celebración de ferias promocionales y campañas de promoción turística de Utrera. También señaló la organización de centenares de cursos de formación, solicitados a través de la Mancomunidad de Municipios del Bajo Guadalquivir, que “los pagaba Produsa y todavía estamos esperando que la Mancomunidad abone los más de 200.000 euros que le debe a Produsa, único pueblo al que se le adeuda por este concepto”. A ello se suma la firma de diversos convenios urbanísticos gestionados por la empresa municipal en los que, según recordó, la administración local recibía el 50% del suelo en concepto de compensación, aunque la ley estipule como obligación solamente el 10%. El alcalde destacó que todas las cuentas se han auditado anualmente, reconociendo que los problemas llegaron a finales de 2011, debido a la “terrible crisis económica”. Señaló que, entre los ingresos que debían producirse, estaban el pago de los alquileres de las viviendas públicas por parte de los inquilinos, las deudas de la Mancomunidad con respecto a Produsa, y que su mayor acreedor –la empresa Aroa– había comprado un suelo al ente público por el que debía 1,5 millones, pero dicha empresa entró en concurso de acreedores y tampoco pagó. “Ésa es la razón fundamental por la cual la empresa municipal entró en concurso de acreedores”, afirmó. Además, señaló que, “si Produsa no entró antes en concurso de acreedores fue por mi voluntad, y la de los miembros del consejo de administración, de no echar a los trabajadores”. Jiménez comentó que otra auditoría externa que se encargó aconsejaba la liquidación de Produsa, y que la documentación fue entregada a todos los partidos políticos, negando que se haya ocultado información. El alcalde también hizo referencia al informe de la administradora concursal, señalando diversas cuestiones que aparecen en su informe, como motivos para la declaración de concurso culpable.

  • 1