martes, 19 febrero 2019
16:37
, última actualización
Local

El alcalde dice que el coste de la ampliación de Fibes no afecta a la viabilidad de Emvisesa

El Pleno aprueba autorizar a la empresa pública la concertación de una operación de endeudamiento por 58 millones de euros.

el 16 jul 2010 / 16:38 h.

TAGS:

El alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, aseguró este viernes en el marco del debate plenario para aprobar la concesión de un  aval a la empresa municipal de la vivienda (Emvisesa) y autorizar su  embarque en una operación de endeudamiento con importe máximo de 58 millones para financiar las obras de ampliación del Palacio de  Exposiciones y Congresos de Sevilla (Fibes) -lo que se cumplió con  el voto en contra del PP- que dichas operaciones no afectarán a la  viabilidad actual ni futura de la sociedad.

En su intervención, Monteseirín defendió que Emvisesa "no sólo debe construir casitas, y ha construido muchas", en alusión a que el  ente público, al margen de cumplir su función de proporcionar  vivienda asequible a personas que no podían acceder a ésta, también  ha acometido la construcción de equipamiento público necesario para  "hacer no viviendas, sino ciudad".

Tras destacar que Emvisesa cuenta con un fondo para la maniobra  "destacable" y que el endeudamiento no subrogable al Consorcio de  Fibes está cubierto por el patrimonio neto de la empresa, el primer edil hispalense añadió que el Ayuntamiento "hace un gran esfuerzo,  porque cree que es su responsabilidad", con respecto a la  financiación del proyecto, aunque admitió que el Estado "ha aportado  una cantidad, pero insuficiente bajo mi punto de vista, y debe  aportar más porque creemos que la importancia del proyecto merece una  mayor implicación económica".

Monteseirín, asimismo, reivindicó lo "ambicioso" de la iniciativa,  ya que la corporación podía haberse decidido por una ampliación  simple, y no por un proyecto con el que "no competimos con los  hoteles de Sevilla, sino con el mundo entero, para congresos de 3.000  personas". "No se puede ser tan alicorto", apostilló.

PARAR LAS OBRAS, UN "SUICIDIO"

Así respondió el regidor hispalense a las críticas dirigidas por  el Grupo Popular, cuyo portavoz municipal, Juan Ignacio Zoido, señaló  que la propuesta llevada al Pleno "no es para hablar de Fibes, sino  sobre el endeudamiento de Emvisesa", organismo al que colocó en el  'saco' de otras empresas públicas con dificultades económicas, tras  aludir al plan saneamiento de la empresa de limpieza (Lipasam) o a la  quiebra técnica de la de transportes (Tussam).

"Una de las reglas de su modelo de ciudad es que todo lleva un  sobrecoste", criticó Zoido, en alusión a una cantidad de unos once  millones, y casi 80 en el global, por encima de los presupuestado  inicialmente. Concluyó señalando que el presidente del Gobierno, José  Luis Rodríguez Zapatero, "nos contó la película de que el Estado iba  a participar, se la creyó y ahora no les pide nada".

Las otras intervenciones fueron las del delegado de Urbanismo,  Manuel Rey -que volvió a marcar diciembre como fecha para la  finalización de estos trabajos y recalcó que la operación, avalada al 100 por ciento por el Ayuntamiento, se subrogará al Consorcio en el  momento en que Emvisesa haga entrega de las llaves-, y la del  portavoz municipal de IU, Antonio Rodrigo Torrijos.

Este último adujo estar de acuerdo con las críticas populares  referentes a la falta de implicación económica en el proyecto de  otras administraciones, si bien aseguró que "sería un suicidio para  la ciudad parar las obras de Fibes". "Por encima del enfado y la  afectividad, existe una decisión política de intervenir en lo  concreto", sentenció.

  • 1