Local

El alcalde echa a dos trabajadores por no reducirse la jornada laboral

El regidor justifica la medida en la falta de carga de trabajo de estos empleados

el 28 abr 2013 / 22:50 h.

TAGS:

Carmelo Ceba, alcalde de Castilleja de Guzmán. Carmelo Ceba, alcalde de Castilleja de Guzmán. El Ayuntamiento de Castilleja de Guzmán ha despedido a dos de sus aproximadamente 30 empleados por negarse a reducir su jornada laboral como lo han hecho el resto de sus compañeros y por la falta de carga de trabajo, según informó el alcalde, Carmelo Ceba (PSOE). Sin embargo, uno de los trabajadores afectados, Antonio Sánchez, indicó que en su caso se debe a que como representante de los trabajadores por UGT es una persona muy reivindicativa que resulta molesta: “Ha sido una represalia”. Sánchez explicó que a él, a la auxiliar administrativa del consultorio y al agente cívico el regidor les ofreció que se redujesen la jornada laboral dos horas y media al día, con la consiguiente merma de salario, “cuando al resto de compañeros se les pidió que la redujesen en 15 minutos los de media jornada y en media hora los de jornada completa”. Ante esta situación “la auxiliar administrativa del consultorio y yo nos negamos a la propuesta del alcalde y por eso nos ha echado”. Sánchez comentó que el regidor le justificó la medida porque para su puesto de delineante no hay trabajo, ya que desde hace tiempo no se realizan obras en el pueblo, “algo que no sirve de excusa, porque yo en el Ayuntamiento he realizado las tareas más diversas, hasta de mensajería”. Asimismo, este exempleado municipal censuró que Ceba antes de reunirse con los sindicatos para plantear la situación en la que se encuentra el Ayuntamiento, “fue hablando con los trabajadores y amenazándoles para que aceptasen su oferta de reducción de jornada”. Para evitar que estos dos despidos se hiciesen efectivos, Antonio Sánchez admitió que sus compañeros la semana pasada, el lunes, martes y miércoles, realizaron concentraciones, “pero no ha servido de nada, porque el jueves se hizo efectivo mi despido en el que intervino hasta la Policía Local”. Sánchez anunció que tanto él como su compañera emprenderán acciones legales, “y en mi caso además porque se ha despedido a un representante de los trabajadores”. El alcalde, por su parte, aclaró que a estos dos empleados municipales se les ha entregado la carta de despido porque a diferencia del resto de compañeros no aceptaron la reducción de jornada que se les propuso. Manifestó que si al agente cívico, al delineante y a la auxiliar del consultorio se les solicitó que trabajasen cinco horas al día, “es porque para los dos primeros puestos no hay carga de trabajo, de hecho, el agente cívico aceptó la medida. En el tercer caso se debe a que la Junta de Andalucía, que es la que tiene la competencia del consultorio, va a cubrir este puesto”. Carmelo Ceba negó que haya coaccionado a nadie para reducir la jornada, “me reuní con los trabajadores en asamblea y no hubo amenazas”. Además, aclaró que el acuerdo es para un año “y es revisable”. Además de las críticas de los trabajadores despedidos, el regidor también fue censurado ayer por el PP, que reclamó a Ceba que “rectifique”, porque en su opinión ha adoptado una medida “incomprensible y arbitraria”. El portavoz del PP en el municipio, Alonso Escalante, urgió al alcalde a explicar “los criterios que se han seguido para acometer los despidos”, al sospechar que pueda haber “motivos personales” para justificar unos ceses que juzga “incomprensibles”, ya que afectan a “una de las trabajadoras más antiguas del Ayuntamiento” –en referencia a la administrativa del consultorio–, y a un “puesto esencial” para el Consistorio, el que, en su opinión, desempeñaba el delineante. Además, Alonso Escalante condenó cómo se ha llevado a cabo la rebaja salarial, ya que, según dijo el portavoz popular, “el alcalde ha hecho caso omiso a los trabajadores, que propusieron que las reducciones se hicieran de forma equitativa”.

  • 1