Local

El alcalde frena la comisión de investigación sobre Mercasevilla

Monteseirín desempata con su voto de calidad ante la abstención de IU

el 25 feb 2011 / 12:50 h.

TAGS:

El alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, durante el Pleno

El cuarto intento del PP también fracasó. Al igual que ha ocurrido en el Parlamento andaluz, la propuesta para que se abriese una comisión de investigación en el Consistorio sobre el caso Mercasevilla y las irregularidades en los expedientes de regulación de empleo fue ayer rechazada. Aunque, eso sí, con más aprietos que en la Cámara autonómica. El PSOE tuvo que recurrir hasta a tres votaciones para frenar la iniciativa de la oposición. La primera la perdió por un error de la presidenta del Pleno, Rosamar Prieto-Castro, que votó a favor; la segunda, acabó en empate; y la tercera se decidió por el voto de calidad del alcalde. IU, que a nivel regional defiende la necesidad de una investigación política, no quiso asumir esta vez el desgaste de un voto contrario. Pese a subrayar públicamente que el Consistorio no es el escenario político en el que se debe abordar este caso, se abstuvo en la votación y le dejó toda la responsabilidad a su socio de gobierno.


La actitud de IU fue una venganza interna en respuesta a la última moción planteada por el PP para abrir una comisión de investigación. Se planteó por urgencia, y mientras que el PSOE se abstuvo para evitar que se debatiera, IU votó en contra. Ahora cambiaron los papeles. Cuestión de formas en cualquier caso, porque, en el fondo, los dos socios, al menos a nivel municipal, coinciden. “Al PP no le interesa la verdad, sólo un show mediático y un juicio paralelo al proceso que se está llevando donde se tiene que llevar, en el juzgado”, explicó el portavoz socialista, Alberto Moriña. Carlos Vázquez actuó como representante de IU: “En el Parlamento pedimos que se investigue a fondo, pero aquí ya lo hace una jueza que está haciendo una instrucción magnífica. Sería inútil. Piden la comisión sólo porque las elecciones municipales están cada vez más cerca”.


Tampoco aceptaron los dos socios de gobierno la otra petición del PP: que la oposición vuelva al consejo de administración de Mercasevilla. Esta vez no se buscaron excusas. PSOE e IU coincidieron en la misma explicación: el PP fue sancionado con su expulsión. “Su consejero no cumplió con la normativa. No fue un administrador diligente, ni un representante legal. Se dedicó a sacar papeles y a falsificarlos para trasladarlos al Pleno”, argumentó Vázquez. Moriña expresó un planteamiento similar: “Han usado su presencia en la empresa para devaluar su nombre”.


Los tres partidos sólo coincidieron así en un extremo: el Ayuntamiento volvió a reclamar a la Junta que asumiese los pagos pendientes a los prejubilados del ERE de 2007, que reciben sus mensualidades de Mercasevilla y que llevan meses con problemas con el INEM. A unos nunca les han pagado, y a otros se les reclama ahora el dinero. Un acuerdo completamente insuficiente para un PP que quiere que la atención no se desvíe de Sevilla al extenderse el caso a nivel regional y nacional. Ayer, mostraron sus armas. Ésta vez dirigidas contra una IU que ya advirtió de que el objetivo de los populares, al igual que del PA, es llegar a “imputar a Torrijos” antes de mayo.


El PP intentó demostrar con un expediente la estrecha relación entre la Fundación Mercasevilla –disuelta por las irregularidades detectadas– y la Delegación de Relaciones Institucionales, de Antonio Rodrigo Torrijos. Su directora de área, María Teresa Maqueda, gestionó fondos de la fundación en un programa de ayuda a la venta ambulante: “Se demuestra su vinculación –en relación a Torrijos– y la de su mano derecha –Maqueda– en la Fundación, que repartió cheques entre los mercadillos”. 

  • 1