Local

El alcalde inaugura con bombo y platillo la peatonalización de la calle Asunción

La peatonalización y reurbanización de la Calle Asunción ha quedado inaugurada este mediodía, tras la finalización de unas obras que han supuesto una inversión de 6,25 millones de euros y que han terminado 20 días antes de Feria, como estaba previsto.

el 05 abr 2010 / 13:37 h.

TAGS:

 Con la resaca del Domingo de Resurrección, los sones de cornetas y tambores que se escuchaban ayer en la calle Asunción despistaban al personal. No era una hermandad que se había tenido que refugiar de la lluvia del Lunes Santo y que volvía a su casa, no, era el estreno de la peatonalización de la calle, para el que el Ayuntamiento se llevó una banda de música para amenizar el evento. Aunque quizás le hubiera venido mejor un coro rociero. Por eso de la proximidad de la Feria y de la inauguración de Asunción a tiempo para llenarse de gitanas y flamencos.


Con lo que sí cumplió la banda fue con su cometido de llamar la atención de los vecinos de la zona, que primero se asomaron a los balcones y luego se echaron a la calle para no perderse detalle –alguno canturreó la canción de Bienvenido Míster Marshall y otros dijeron que parecía “la plaza de un pueblo”– de un acto que contó con una foto de familia de lo más concurrida: el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín; la consejera de la Presidencia de la Junta, Mar Moreno, y una legión de concejales, como Alfonso Rodríguez Gómez de Celis o Antonio Rodrigo Torrijos, primer teniente de alcalde.


Los comerciantes, como los vecinos, también salieron a las puertas de sus negocios para ver a la comitiva. Muchas sonrisas y muy buen ánimo salvo en uno de los establecimientos, donde colocaron una mesa en la entrada para recoger firmas que devolvieran los coches a la calle. Muchas personas mayores en los recién estrenados bancos, niños en sus carritos en primera fila como esperando ver pasar a una cofradía... ambiente festivo con la portada de la Feria y su avión presenciando la estampa desde el final de la calle.


Para el alcalde, la inauguración de ayer “es un compromiso que se cumple: avanzar también en la peatonalización de este barrio y que se hiciera antes de Feria”. “No ha sido fácil porque en los primeros momentos hubo desconcierto e incluso una fuerte opinión en contra”, señaló Monteseirín, quien aseguró igualmente que también cumple con el “objetivo de poner a disposición de los ciudadanos un nuevo espacio frente a la selva del tráfico”.


Con los ciclistas bajo sus bicis por la marea humana que transitaba por Asunción, los nuevos detalles de la calle eran comentados por todos los que por allí paseaban. “¿Y este carril por qué no va de verde?”, se preguntaba una niña de la mano de su madre. “Los bancos parecen fuertes, a ver si no están rotos en un mes”, decía otra señora.
“La calle Asunción no es una isla en medio de un océano desordenado; es un elemento más de nuestras propuestas valientes. No es un proyecto del alcalde, es de los ciudadanos, que ya lo han hecho suyo”, apuntó Monteseirín.


En total, las obras de peatonalización y reurbanización de Asunción han supuesto una inversión de 6,25 millones de euros y, salvo porque queda pendiente la instalación de una fuente solar, “algún mobiliario urbano” y el pasaje de Consolación, la obra se ha finalizado 20 días antes de la fecha prevista.


A por Triana. “Y ahora, Triana”, anunció el alcalde en referencia a la peatonalización de la calle San Jacinto, “el eje central” del barrio. “Hemos dado algunos pasos que se vieron paralizados por la Semana Santa, pero vamos a recuperar el proyecto inicial para San Jacinto porque es la forma de volver a la esencia de la ciudad donde sus ciudadanos pueden disfrutar de la calle”, justificó.


En cuanto a las manifestaciones en contra de las obras para limitar el acceso del tráfico –que también se sucedieron en San Jacinto los días previos a la puesta en marcha del ensayo que todavía sigue funcionando–,  el alcalde habló de “prejuicios y recelos que se terminan disipando”. “Yo respeto las opiniones en contra”, aunque sí aseveró que “una vez que la realidad se impone no hay que resistirse”.


El pronóstico de Alfredo Sánchez Monteseirín para los próximos meses es que “se abrirán nuevas perspectivas de negocio” –los comerciantes de Los Remedios hablan de cerca de 90 comercios cerrados–, y que el fruto de la peatonalización se “potenciará”.


Una vez inaugurada la calle, el único tráfico que puede acceder a ella son los vehículos de emergencia, los camiones de Lipasam y los particulares con garajes autorizados. Habrá que esperar a que llegue la Feria para ver cómo responde otra clase de coches.

  • 1