Local

El alcalde propone que un ramal del Metro llegue hasta San Jerónimo

Cree que se podría aprovechar un cana libre de las antiguas vías ferroviarias.

el 06 ago 2010 / 11:32 h.

  • El alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, apuntó ayer a la existencia de un canal libre de las antiguas vías ferroviarias como posibilidad para extender el Metro a la barriada de San Jerónimo, opción cuyo estudio, dijo, forma parte del acuerdo al que se llegó en su día en lo que respecta a la extensión del Metropolitano a otros barrios no incluidos como tales en los proyectos. Según explicó el alcalde, en una entrevista concedida a Europa Press, está sería la opción a estudiar para que el suburbano llegara a este barrio, si bien, no aclaró cuál sería la zona exacta del trazado, ya que el recorrido viario fue eliminado por completo del barrio. En su lugar, se ha realizado el acceso norte a la ciudad por carretera.

    Para Monteseirín, San Jerónimo y Bellavista son los casos en los que "se vio la necesidad de estudiar extensiones", posibilidad incluida en el acuerdo alcanzado y que da "respaldo" a todas las actuaciones que se desarrollan. En el caso de San Jerónimo, "estamos hablando de extensiones, pero cómo se concretan estaría todavía por ver", aludiendo a la posibilidad del ya citado y desconocido canal ferroviario e indicando que es "pronto" para predeterminar si el Metro iría en superficie o bajo tierra.

    Tanto el PP como los vecinos del barrio han reclamado en sus alegaciones que la Línea 3 llegue hasta San Jerónimo. Los populares llegaron incluso a sugerir que el recorrido se alargara hasta los municipios de La Algaba y La Rinconada. En sus alegaciones, recordaban que en el barrio viven unas 15.000 personas y que en las proximidades hay un parque empresarial.

    "Ahora mismo lo que importa de verdad es que por fin tenemos Metro, y que se va a ir ampliando para incorporar al mayor número posible de vecinos para el disfrute de un medio de transporte que ha cambiado radicalmente la movilidad en la ciudad", dijo el alcalde, quien añadió que por parte de la Consejería de Obras Públicas han sido "muy receptivos" con este paráMetro.

    Sobre el debate de las estaciones en el casco histórico, subrayó que "lo más importante es que con el desarrollo vendrá mucha gente al Centro desde los barrios" y explicó que "en una discusión en la que hay diferentes criterios y con un proceso participativo como el que hemos abierto es lógico que haya aportaciones y se pongan sobre la mesa diferentes puntos de vista".

    Tras reiterar que el Ayuntamiento no presentará alegaciones a los anteproyectos de las líneas 2, 3 y 4 al considerar que "lo fundamental está ya resuelto gracias al acuerdo político", expuso que ello no es óbice para que los grupos políticos y empresariales o las empresas municipales tengan sus propias ideas, ejemplificando en que "desde la perspectiva de los servicios urbanos de transporte sabemos que los grandes flujos provienen de la zona de Puerta Osario y la Encarnación".

    Es en esta visión donde se enmarca el planteamiento del Consistorio para que, al igual que se valora la propuesta de realizar una parada en la Plaza del Duque, "se tenga también en cuenta la posibilidad de hacerla en la Plaza de la Encarnación", siempre teniendo en cuenta que no podría ser una estación estándar, que no se podría añadir un sobrecoste y que se situaría en un enclave donde desde el punto de vista arqueológico "hay que actuar con muchísima delicadeza".

    Monteseirín insiste en una estación en Metropol

    El alcalde incidió en que sería "interesante" emplazar una estación en la Encarnación, con la posibilidad de realizarla "al estilo europeo, donde por ejemplo una de las bocas no dé a la calle, sino al Metropol Parasol, o se pueda ir desde la estación hasta el museo". "Sería un añadido más de modernidad que nos parece interesante y que habría que valorar, sin perjuicio de otras propuestas interesantes y desde el respeto a las propuestas de los técnicos", abundó.

    Para Monteseirín, la posibilidad de una parada en la Encarnación debe ser estudiada con "cariño" para, dependiendo de lo que resulte de su estudio, "se pueda hacer o no, de una manera o de otra, en correlación con el resto de las otras paradas que pudieran existir no sólo en el centro, sino en sus aledaños". La idea es conseguir un Metro "eficiente", sin que haya "una parada a cada momento, lo que no resulta de utilidad para, por ejemplo, la gente que se desplaza desde barrios periféricos". Por ello, aludió a una estación grande o dos más pequeñas en el Centro.


    • 1