Local

El alcalde ratifica que agotará el mandato "le pese a quien le pese"

Monteseirín y Viera acuerdan que permanezca en el cargo hasta las municipales de 2011. Descartado Celis, el regidor dice que apoyará al candidato que elija el PSOE.

el 15 abr 2010 / 11:52 h.

TAGS:

Foto: Javier Díaz

El alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, confirmó ayer de forma tajante que ha "decidido continuar en la Alcaldía hasta el final del mandato" porque los sevillanos se lo encomendaron en las urnas, el partido se lo ha pedido y porque no le faltan ilusión ni ganas. Aseguró que ha barajado todas las posibilidades para buscar "la mejor solución para la ciudad de Sevilla" y que a partir de ahora "a la gente no le interesan nuestras cuitas internas, que se acaban aquí y volvemos al trabajo, a una etapa que culminará con un nuevo alcalde socialista".

Fue, para el alcalde, el cierre de una crisis de Gobierno que ha tenido su epílogo con la marcha a la Junta de su mano derecha y opción personal como candidato a la Alcaldía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis. Monteseirín atribuyó la tardanza en resolver su situación personal, tras descartar que fuese él el candidato, a que "el PSOE es un partido democrático y necesita tiempo para el diálogo, no es un partido de ordeno y mando como otros".

Admitió con sorna su responsabilidad en los rumores sobre si se dejaba la Alcaldía, en los que se ha terminado mezclando el propio presidente de la Junta, José Antonio Griñán, que anunció en persona que Monteseirín no repetiría como candidato y se ha visto obligado a responder a preguntas sobre cuándo dejará el cargo. Para Monteseirín, han sido maniobras de envidiosos: "Se ha especulado en parte por culpa mía, por mi total y absoluta discreción y la indiscreción interesada de algunas fuentes, por lo general mal informadas, que pretenden dañar lo que políticamente represento; lo entiendo, porque haber sido tres veces alcalde de Sevilla es una suerte política y personal. Entiendo su envidia". Concluyó aseverando que agotará el mandato, hasta 2011, porque tiene "la legitimidad democrática para hacerlo le pese a quien le pese", conviene al proyecto progresista iniciado en Sevilla y lo apoyan las ejecutivas "provincial, regional y federal".

Finalmente, negó que haya vivido esta tesitura como un fracaso, sino como "una felicidad".

Su mensaje fue trasladado tras reunirse con el secretario provincial del PSOE, José Antonio Viera, para acordar que, tras la salida de Celis, la portavocía del grupo municipal pasará a manos del vierista Alberto Moriña. El alcalde no se molestó en esquivar la pregunta sobre la caída de su candidato: "Celis era mi opción y no lo voy a negar, pero ahora que parece que es imposible colaboraré con el candidato que elija mi partido. Como militante socialista con extraordinaria experiencia municipal, estaré completamente a su disposición". Viera ya había dicho que hasta mayo no se barajarán posibles candidatos, pero que el que tiene en mente "va a encantar".

Antes de conocer su decisión, el líder municipal del PP, Juan Ignacio Zoido, había pedido a Monteseirín que se fuera si no iba a optar a la reelección, acusándolo de ser “tapón para la ciudad” porque “dedica 24 horas al día a pensar dónde se coloca”, mientras en la ciudad “no hay gobierno”. El responsable regional, Javier Arenas, auguró que el PSOE recibirá una “durísima sanción” en las urnas por “faltarle el respeto” a Sevilla manteniendo a Monteseirín. Por su parte, la candidata del PA a la Alcaldía, Pilar González, afirmó que el alcalde debió irse “cuando le salpicó el Gürtel sevillano, que fue el caso de las facturas falsas. La nueva portavoz municipal, Nieves Hernández, se estrenó respondiendo al PP que el Consistorio seguirá trabajando por los sevillanos, “mal que le pese a Zoido y a Arenas”.

Moriñas será portavoz socialista

El secretario provincial del PSOE, José Antonio Viera, anunció ayer que el nuevo portavoz del grupo municipal socialista será Alberto Moriña, tras reunirse con el alcalde y luego con el grupo municipal. Viera dijo que el acuerdo de nombrar a Moriña se había aprobado por unanimidad, y adelantó que también había acordado con el alcalde su continuidad hasta el final del mandato. "Queremos agradecerle un gesto de generosidad que tiene que ver con el interés ciudadano", dijo Viera, sobre la decisión del alcalde.

El responsable del PSOE sevillano añadió que la portavocía adjunta seguirá en manos del concejal Francisco Fernández; mientras que la secretaria primera será Nieves Hernández y la segunda, Esther Gil. Sobre lo que no quiso pronunciarse fue sobre los nombramientos de cargos municipales, desvelados sólo dos horas después en otro escenario y con otros asistentes rodeando al alcalde, recordando que alcalde y partido tienen competencias distintas y bien diferenciadas.

Aun así, aseguró que "siempre que ha habido una remodelación del Gobierno, [el alcalde] me ha llamado para decirme lo que quería hacer y yo le he dado mi opinión, aunque la competencia es suya".

 


  • 1