Local

El alcalde rectifica y aplaza las multas del Centro a diciembre

Hasta el plan de Navidad no habrá sanciones por circular por el casco histórico

el 24 sep 2010 / 18:45 h.

TAGS:

El alcalde se levanta del Pleno mientras el edil de Movilidad defiende el plan del Centro.

Sólo unos instantes antes del inicio del Pleno que dio luz verde al plan de restricciones al tráfico en el Centro histórico, el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, anunció una nueva rectificación del Gobierno local. Las multas del plan de restricciones con cámaras en el Centro no se empezarán a aplicar hasta el inicio del plan de tráfico de Navidad, en torno al puente de la Inmaculada. Durante aproximadamente dos meses -desde que entre en vigor el plan a finales de octubre hasta que se inicien las sanciones- aquellas personas que incumplan la normativa sólo recibirán en sus domicilios una notificación municipal advirtiéndoles de que han cometido una irregularidad que en el futuro será sancionada. Será una nueva moratoria para completar las bases de datos -aún faltan residentes y las empresas de carga y descarga han empezado ahora a acreditarse- y para informar a los residentes del Centro y al resto de vecinos de Sevilla del funcionamiento del nuevo plan.


Fue el propio alcalde quien asumió las riendas de este nuevo cambio de planes del Gobierno local. Durante las últimas semanas, los plazos de la Delegación de Movilidad para la entrada en vigor de este plan han ido bailando. Primero lo fijaron en septiembre, después en octubre, y la última vez, esta misma semana, a finales del próximo mes. Además de la imprecisión del área que dirige Francisco Fernández, tras esta falta de concreción había un debate abierto en el seno del gobierno y en la oficina del candidato, Juan Espadas. El objetivo era rebajar la tensión y dar más margen a los ciudadanos.
La fórmula se encontró esta misma semana y se comunicó a varias entidades vecinales y colectivos ciudadanos a primera hora de la mañana, en una reunión presidida por el alcalde y por el propio Fernández. Después, justo al inicio del Pleno, el regidor convocó a los medios para anunciar la nueva moratoria. Lo hizo él solo, y mientras su delegado de Movilidad explicaba el que el propio PSOE califica como uno de los acuerdos más importantes del mandato al Pleno. La imagen -un toque de atención que deja en evidencia al responsable de Movilidad, según algunos; y una última fase de una estrategia diseñada para dar un golpe de efecto a última hora, según otros- contribuyó a aumentar el desconcierto existente en torno a este proyecto y dio un argumento más a la oposición. "Ustedes ya desprecian directamente al Pleno", censuró el edil popular Maximiliano Vilchez.


El entorno del alcalde justificó esta circunstancia por la intención de Monteseirín de explicar antes de su aprobación el nuevo planteamiento del gobierno y su intento de abrir un nuevo cauce de diálogo con los colectivos vecinales: "Actuaremos de acuerdo con distintas asociaciones a las que hemos pedido su colaboración, e incluso crearemos una comisión de seguimiento del plan. Queremos que quede claro que este plan no tiene un afán recaudatorio, sino que es un marco regulador similar al existente en otras grandes ciudades".


La modificación de la ordenanza que permite la puesta en marcha del plan fue aprobada por PSOE e IU, que incorporaron al documento las 25 nuevas modificaciones introducidas tras el periodo de alegaciones, ante el rechazo de colectivos vecinales que protestaron en la puerta y del PP, que volvió a expresar su compromiso de eliminar las restricciones si llega al gobierno en 2011. "Esto es una muestra más de la improvisación. Somos partidarios de peatonalizar pero cuando haya alternativas. A usted señor alcalde, le da igual porque se va, pero lo derogaré en 2011 si gano", señaló Juan Ignacio Zoido.

  • 1