Local

El alcalde sitúa en Tussam a un ex alcalde crítico con Viera

El ex regidor de San Juan Juan Ramón Troncoso aboga por un diálogo con sindicatos y consumidores y justifica la externalización de líneas deficitarias

el 27 abr 2010 / 19:48 h.

TAGS:

Monteseirín quería que el plan para evitar la quiebra de Tussam y las negociaciones con los sindicatos las liderara un dirigente con experiencia, que pudiera compatibilizar el cargo con otras responsabilidades, con gran capacidad de consenso y que fuera de su confianza. El lunes, sin mantener previas conversaciones con el partido o con el grupo municipal, se puso en contacto con la persona elegida. Y ayer a mediodía le confirmó su designación. Las delicada situación de la empresa municipal la pilotará políticamente el ex alcalde de San Juan de Aznalfarache, Juan Ramón Troncoso, quien dimitió en octubre de 2009, entre otros factores por sus desavenencias con la Ejecutiva del partido y su propia agrupación local. Troncoso fue uno de los pocos regidores que apoyó oficialmente la candidatura de Demetrio Pérez frente a la de José Antonio Viera en el congreso provincial de 2008. Pese a esto fuentes del provincial rechazaron que se pueda interpretar como un pulso y destacaron la capacidad de consenso del ex alcalde de San Juan.   


Las circunstancias han cambiado desde entonces. Troncoso dejó la Alcaldía, tras once años, y la vicepresidencia de Emasesa, para quedarse al frente del Fondo Andaluz de Municipios para la Solidaridad Internacional (Famsi); el que fuera sector crítico quedó disuelto; y Monteseirín, principal promotor de aquel pulso a la dirección del partido, afronta ya su último año como regidor. La situación de Tussam mientras tanto no ha hecho más que empeorar, y las negociaciones para intentar evitar su quiebra derivaron en una huelga primero y en un conflicto orgánico después que desembocó en la dimisión de Guillermo Gutiérrez.


Troncoso asumirá las riendas de Tussam en las mismas condiciones que éste. Sin sueldo y compatibilizándolo con su otra responsabilidad, en este caso la Famsi. Deberá dirigir políticamente un complejo plan de saneamiento y establecer un equilibrio entre la Plaza Nueva y el partido. El lunes el alcalde reivindicó la autonomía municipal, y ayer el nuevo vicepresidente incidió en esta línea: “El partido está en su derecho de opinar y de mantener contactos con la empresa, pero la negociación le corresponde a la empresa y no creo que haya injerencias”.


El alcalde ya dejó claras cuáles serían sus líneas de trabajo: externalizar las rutas nocturnas, reducir costes de personal recortando contratos eventuales y congelando nóminas. Troncoso mantendrá esta estrategia: “No es una privatización, sino una externalización de algunas líneas pero eso no tiene por qué implicar un perjuicio ni ser algo negativo”. Troncoso quiere encarar esta negociación con el objetivo del diálogo, para lo que cuenta con su experiencia sindicalista, y con la mirada puesta en el área metropolitana: “Hay que ser prudentes y hablar en todo momento con los sindicatos y los consumidores y buscar el diálogo. Pero algo esencial en la movilidad es la Gran Sevilla y la intermodalidad, más aún una vez puesto en marcha el Metro”. Tussam busca desde el pasado mes de septiembre algún acuerdo que permita integrar a la empresa en el Consorcio Metropolitano de Transportes y unificar sus tarifas.

 

"Teníamos un compromiso del PSOE"

Los sindicatos de Tussam acogieron ayer con cierta incredulidad y prudencia las declaraciones del alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín, quien incidió que se externalizarían líneas y en que no el plan de saneamiento no iba a experimentar apenas variaciones respecto al que desembocó en la huelga de Feria. “Esto es un problema interno del PSOE en el que no queremos intervenir. Ellos adquirieron un total compromiso con nosotros: paralizar todo el proceso. Nosotros mantenemos el mismo espíritu negociador que hemos tenido siempre, pero ellos deben aclarar su postura”, apuntó el secretario de CCOO, Miguel Pereira, en alusión a la reunión que mantuvieron con Susana Díaz, Enrique Cousinou, Javier Fernández, Francisco Fernández y Antonio Gómez –ex jefe de personal de Tussam– el pasado martes de Feria. A esta, y a todas las declaraciones de los últimos días, eludió referirse en rueda de prensa el presidente del PSOE, Fernando Rodríguez Villalobos: “Lo que me parezca no lo voy a decir, no me tires de la lengua. Lo importante es que los ciudadanos pudieron ir a la Feria en bus”. El PP sí sigue usando la mediación de la dirección regional en el conflicto en contra del alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín. Ayer lo volvió a hacer a través del edil Ignacio Flores en referencia al nombramiento de Troncoso: “Se ha vuelto a demostrar que en el Ayuntamiento manda el PSOE en lugar del alcalde. Es una decisión que no tiene en cuenta a la empresa y sus graves problemas. Sánchez  Monteseirín es un alcalde interino que arrastra a Sevilla en su caída”. 

  • 1