Local

El alcalde y el ex alcalde de Morón serán juzgados por licencias ilegales

La Fiscalía de Medio Ambiente les imputará un delito continuado contra la ordenación del territorio.

el 09 abr 2010 / 09:26 h.

TAGS:

La Fiscalía de Sevilla pedirá en mayo un año y medio de cárcel y nueve años de inhabilitación para el alcalde de Morón de la Frontera (Sevilla), Manuel Morilla (PP), y su antecesor, José Párraga (PSOE), por consentir desde 2001 varias industrias ilegales en un antiguo secadero de algodón.

Fuentes del caso han informado hoy a Efe de que ambos políticos serán juzgados el próximo 7 de mayo en el juzgado penal 5 de Sevilla, donde la Fiscalía de Medio Ambiente les imputará un delito continuado contra la ordenación del territorio.

Según el fiscal, los regidores permitieron la instalación en un terreno calificado como "de uso agropecuario" de un aparcamiento para 150 camiones, una empresa de tapicería de muebles y un centro de lavado y engrase de vehículos.

Desde 2001 hasta la actualidad, tanto Párraga como Morilla permitieron la "consolidación de hecho" de un polígono industrial "totalmente ajeno a la legalidad", sostiene la Fiscalía, cuya acusación se une a la que ha presentado el abogado Francisco Vega en nombre de los vecinos afectados, que pide para cada acusado cuatro años de cárcel y siete de inhabilitación para cargo público.

La Fiscalía afirma que entre 2001 y 2005 tuvieron lugar al menos ocho plenos municipales en los que se denunció la ilegalidad de las sucesivas licencias otorgadas y las molestias que estaban sufriendo los vecinos, y además tanto el arquitecto municipal como el secretario de la corporación emitieron sendos informes en contra de las licencias.

Los vecinos de la zona de La Alameda entregaron numerosas quejas al Ayuntamiento por los ruidos que producía el polígono, especialmente en horas de madrugada, y además presentaron, sin éxito, alegaciones en todos los expedientes, añade la Fiscalía.

El fiscal imputa a ambos alcaldes haber tenido "perfecto conocimiento" de la imposibilidad de recalificar la antigua nave algodonera, pese a lo cual se ampararon en la primera licencia otorgada en 1986 para llevar a cabo una serie de actuaciones que permitiesen, de hecho, la conversión de la zona en suelo industrial.

Además de permitir la instalación de las tres industrias, Párraga llegó a dar en 2002 licencia de obra menor a una de ellas.

Morilla, tras tomar posesión en junio de 2003, continuó con la misma política de "consolidación del polígono industrial" de manera que, a día de hoy, la actividad continúa "sin ningún óbice por parte del Ayuntamiento", sostiene el fiscal.

En su declaración como imputados, realizada en mayo de 2007, ambos dijeron desconocer los hechos por los que están imputados y no recordar nada sobre la licencia, ya que se limitaban a firmar los documentos que les pasaban.

  • 1