Local

El Alcázar se dispara como plató de cine con 87 filmaciones

Crece un 52% la demada del palacio sevillano como escenario de grabaciones mientras que caen en picado los reportajes de boda

el 12 ago 2011 / 20:19 h.

TAGS:

El segundo monumento de la ciudad atraviesa uno de sus mejores años turísticos.

¿Qué tienen en común el Orlando Bloom de El reino de los cielos o el Gerard Depardieu de 1492, la conquista del paraíso con esa pareja sevillana que se acaba de casar y está haciéndose las fotos de boda en los jardines del Alcázar? Pues precisamente el Alcázar, que es el telón de fondo de películas como las mencionadas pero también es el idílico escenario para el recuerdo de bodas de muchas parejas aunque, curiosamente, cada vez menos.


El palacio real sevillano es un lugar precioso para hacerse fotos, como bien sabe la ciudadanía... y los responsables de buscar localizaciones para películas o anuncios, una actividad cuya demanda ha crecido en lo que va de año un 52%. Lo que pasa que no es lo mismo, y el trato es diferente: los que van a hacerse su foto de bodas no tienen que pagar un euro, mientras que los profesionales sí tienen que soltar su buen dinero. La cantidad a abonar, eso sí, depende de si hay actores o no de por medio. Lo más caro es hacer una película (lo que incluye los anuncios) con figurantes, a razón de 1.280 euros por hora o fracción tal y como marcan los precios actualizados que, incluidos en la ordenanza que regula los precios del Alcázar, se aprobó en el pleno municipal de 29 de diciembre de 2005. Esta cantidad baja hasta 640 euros si no hay figurantes, y lo mismo ocurre con las sesiones fotográficas: no es lo mismo hacer fotos con actores (entiéndase para un anuncio publicitario) -en este caso la hora de ocupación del Alcázas saldría a 320 euros- que retratar simplemente cualquiera de la estancias o jardines de este palacio sin figurantes de por medio, en cuyo caso el pago de la tarifa pública se reduce hasta los 160 euros la hora. Ni que decir tiene que el Patronato del Alcázar, además de la tarifa por la realización de estas actividades, se reserva el derecho a exigir a quienes fotografíen, rueden películas o efectúen grabaciones en el conjunto monumental los gastos de limpieza y vigilancia , así como el deteroro y los desperfectos que se puedan causar.


Del pago de estas tasas se libran sin embargo las parejas de novios que desean inmortalizarse el día más feliz de sus vidas en el interior de este conjunto monumental propiedad del Ayuntamiento. Lo cierto es que de un tiempo a esta parte son cada vez menos los contrayentes que antes o después de darse el sí quiero se introducen en sus señoriales dependencias para tener el mejor recuerdo de bodas.


En el último lustro, como reflejan los datos facilitados por el Alcázar, la cifra de novios que solicitan la autorización para retratarse en el palacio ha ido cayendo en picado, una circunstancia que por supuesto no es ajena a la drástica reducción del número de enlaces matrimoniales que se ha producido en la provincia de Sevilla en los últimos cuatro años, de un 25% según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Si en 2007 fueron 629 las parejas que posaron en el Alcázar para el reportaje de bodas, en 2010 esa cantidad se redujo en más de un 30%, cayendo hasta las 438 parejas.


Ya los años 2008 y 2009 fueron pregonando un paulatino decrecimiento en los reportajes de novios. De las 629 parejas de 2007, se pasó al año siguiente a 535, y un año después (2009) a sólo 503. En lo que va de año tampoco hay esperanzas de que estas cifras remonten. Durante los seis primeros meses de 2011, se han concedido un total de 209 autorizaciones para reportajes de boda. A la par, el Patronato del Alcázar también ha autorizado entre enero y junio la presencia de 18 personas que han acudido al monumento a realizar trabajos de investigación y de 95 artistas plásticos para ejecutar su obra en el interior del recinto.


Pero si los novios cada vez solicitan menos posar en el Alcázar, lo contrario ocurre con la demanda del palacio para realizar filmaciones en su interior (ya sean escenas de películas, anuncios o documentales). En este sentido, 2011 es un año que marcará un punto de inflexión. Sólo durante los seis primeros meses se ha tramitado el rodaje de 87 filmaciones, una cifra que ya supera con creces las 73 grabaciones que se registraron a lo largo de todo el año 2010 (hasta el mes de junio se contabilizaron 35 peticiones), o las 71 que se efectuaron en 2007.


Según detallaron fuentes del gabinete de prensa del Real Alcázar, por sus dependencias han desfilado este año, entre otras, las cámaras de la británica BBC, de la televisión del Reino de Bahrein y hasta de la prestigiosa cadena cultural y científica National Geographic, aunque "la mayoría de estas filmaciones tenían carácter promocional y, por tanto, no se les ha cobrado las tasas", exlicaron las mismas fuentes. Incluso hay compañías de cruceros que han solicitado grabar escenas en su interior para promocionar la visita entre sus clientes.


El auge en la demanda del Alcázar como plató de filmaciones es un dato que acompaña al extraordinario repunte turístico que está experimentando el segundo monumento de la ciudad en este 2011. En los seis primeros meses el palacio real sevillano ha recibido la visita de 665.292 personas, un 12,7% más que en el mismo periodo de 2010. La meta: alcanzar el millón y medio de visitantes en diciembre, lo que supondría un registro récord.

  • 1