domingo, 18 noviembre 2018
02:10
, última actualización
Local

El Aljarafe decide en 5 días si acaba con el servicio de taxis

el 25 mar 2012 / 08:55 h.

TAGS:

Los taxistas del Aljarafe, en una protesta que realizaron en la capital hispalense en abril de 2010.

El Aljarafe decidirá este viernes si disuelve el consorcio del taxi. Todo dependerá de si los alcaldes de la comarca aceptan modificar el servicio y su división en dos coronas, una alternativa que está sobre la mesa desde que estallara, hace casi tres años, la crisis en el sector con el anuncio de salida del área de prestación conjun- ta del Ayuntamiento de Mairena del Aljarafe a petición de sus taxistas, como pasó después con Tomares y está a punto de materializarse en Bormujos, que está en la fase final de su tramitación.

La resolución final se conocerá en el pleno que la Mancomunidad de Desarrollo y Fomento del Aljarafe, que gestiona el sector del taxi, celebrará el día 30. La última propuesta que se presentará consiste en la división del servicio en dos coronas durante medio día -entre tres de la madrugada y tres de la tarde-. Los taxistas podrán compartir mismo territorio las 12 horas restantes.La frontera quedaría marcada por el futuro trazado de la SE-40, según explicó el presidente de la Unión del Taxi del Aljarafe, Joaquín Miranda, cuya asociación ha sido la que ha diseñado el nuevo modelo de servicio.

Esa división supondría que 103 taxistas cubrirían el territorio de 12 municipios de la primera corona, con una población de 200.095 habitantes, mientras que los 32 taxistas restantes abarcarían la segunda corona, compuesta por 18 pueblos y 156.400 vecinos. Aunque el reparto se antoja desigual, se cuenta con componentes que equilibran la balanza como la cultura de coger el taxi, que está más arraigada en la primera corona que en la segunda, pese a que en los últimos años haya afectado al servicio la irrupción de otros medios de transporte como la línea 1 del Metro de Sevilla -que llega a San Juan de Aznalfarache y Mairena del Aljarafe- o el Cercanías del Aljarafe -que abarca gran parte del Aljarafe Norte-.variable.

Además, la propuesta también incluye que en momentos de alta demanda del servicio, donde se constate que los taxistas de una de las dos coronas no puedan por sí solos atender a todos los clientes se haría una salvedad en esa división, en una decisión que debería adoptar la propia emisora -la única con todos los datos disponibles del servicio- o, en su defecto, un responsable del área de prestación conjunta. La propuesta cuenta, a priori, con todos los taxistas, pese a que los de Mairena del Aljarafe y Tomares ya han formalizado su marcha y Bormujos se encuentra en la fase final de su tramitación.

Su inclusión se debe, según Miranda, a que albergan esperanzas de que se reincorporen al servicio con una propuesta que, de hecho, defendieron los taxistas más críticos cuando estalló el conflicto en la segunda mitad de 2009. Con todo ello, el lema es renovarse o morir.

La Unión del Taxi del Aljarafe pretende con las medidas no sólo convencer a los que han abandonado el área de prestación conjunta, sino dar nuevos bríos a un sector que está en una situación delicada, no tanto por los conflictos internos, sino por la crisis económica -que ha hecho que la demanda se desplome- y la puesta en marcha de transportes que compiten directamente con el taxi, como la línea 1 del Metro en Mairena y San Juan o, más recientemente, el Cercanías del Aljarafe (C-5).

  • 1