Local

El Aljarafe insiste en la unidad del taxi pese a la huida de Mairena y Tomares

Los profesionales del sector afirman que sobran licencias y que han perdido casi el 40% del negocio con la entrada en servicio del Metro

el 18 dic 2009 / 21:37 h.

TAGS:

Un taxi espera en una parada de Camas.
Adelante. Pese la salida de Mairena del Aljarafe y de Tomares del Área de Prestación Conjunta del Taxi y la esperada de Bormujos, la Mancomunidad de Desarrollo y Fomento del Aljarafe sigue apostando por el mantenimiento de la unidad de un sector hoy en crisis tras la entrada en servicio de la línea 1 del Metro y la mejora del servicio de autobuses.


El presidente del ente comarcal y alcalde de Coria del Río, José Vicente Franco, afirmó ayer que "el mejor servicio que podemos ofrecer a los ciudadanos se realiza de forma conjunta y en ningún caso de forma separada cada Ayuntamiento". Franco destaca que "en estos momentos, el sector del taxi crea en el Aljarafe más de 140 empleos directos y presta un servicio de calidad a más de 350.000 habitantes".

Sobre la supuesta "ausencia de regulación" argumentada por el Ayuntamiento de Mairena, el presidente de la mancomunidad reiteró que éste es un "área aprobada por unanimidad por todos los municipios del Aljarafe sin excepción" e igualmente su "regulación nace desde el consenso entre el sector del taxi y los ayuntamientos", por lo que afirmó no "entender ni comprender los argumentos de los ayuntamientos de Mairena y Tomares".

Por último afirma que la mancomunidad se siente "absolutamente respaldada por la Junta en el proyecto de un área de prestación conjunta y en su actual regulación", por lo que se mostró convencido "de la continuidad del área de prestación conjunta aún sin la participación de Mairena y de Tomares".

Afectados. Entre todas estas salidas y diferencias, los principales afectados son los taxistas que trabajan en la comarca aljarafeña. El presidente hasta el pasado mes de abril del Consorcio del Taxi de Aljarafe, Moisés Cuadrado afirmaba ayer que "el 85-90% de los 135 taxistas de la comarca están a favor de la unidad, pero en esos tres pueblos los que están en contra son mayoría y hacen mucho ruido". Él mismo es taxista en Mairena del Aljarafe.

"La presión que están haciendo los taxistas de Tomares es ilógica", afirma. "Pretenden seguir dentro del Área, pero que el resto de taxistas no vayan a coger gente a su pueblo cuando ellos estén allí. Es el ancho del embudo, con lo que perjudican a los usuarios y al resto", destaca y añade que "si se quedan solos tendrían que dar más licencias y ¿qué ganarían entonces? Sería igual que los que vayan a trabajar no sean de allí. El negocio sería es el mismo".

En el caso de Bormujos aún sería peor, al contar el Ayuntamiento con sólo cuatro licencias: "los taxistas están presionando al Consistorio que aún no se ha pronunciado, pero con un hospital, un hotel, un centro comercial, salones de celebraciones... no sé qué harán", destaca.

Cuadrado afirma que "vamos a reunirnos la próxima semana para hacer un calendario de lo que queremos la mayoría del sector que son dos coronas de trabajo para dar un buen servicio y repartirnos los taxis". Además, "el negocio ha bajado un 40% con el Metro y la mejora del servicio de autobuses, aunque en algunas zonas se ha mantenido".

Según el representante de los taxistas aljarafeños, "la mancomunidad se ha pillado los dedos porque ha dado licencias en pueblos más alejados, como Umbrete o Villanueva del Ariscal que las han comprado gente de Sevilla, Mairena o San Juan y es aquí donde trabajan". Y es que, como explica Cuadrado, las licencias se dan para trabajar en toda el área y el negocio está en los municipios más poblados y cercanos a la capital.
Sobre este aspecto, opina que "en el Aljarafe sobran, con el descenso del uso del servicio -"que somos un servicio público, como el Metro y los autobuses y lo olvidan"- 20 o 30 licencias".

  • 1