Cofradías

El alto riesgo de lluvia amenaza la celebración en la calle del Viacrucis

El "plan B" establece el rezo del acto penitencial en la Catedral de forma pública y sin la presencia de imágenes.

el 14 feb 2013 / 23:01 h.

Imagen de la rampa montada en la Iglesia del Salvador.

"No hay que sentenciar todavía el Viacrucis". El aserto, que deja abierta una mínima puerta a la esperanza, es de Fernando López Cotín, delegado territorial y portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología, organismo que ayer anunciaba a través su nueva cuenta en twitter inaugurada para actualizar la información meteorológica sobre este evento (@AEMET_Sevilla) una "alta probabilidad de lluvias débiles el domindo 17 en Sevilla, sobre todo por la tarde". En concreto, la página web de este organismo elevaba al 60% el riesgo de precipitaciones entre las 12.00 y las 24.00 horas, segmento horario durante el que tendrán lugar las primeras salidas -el Cachorro inaugurará el carrusel a las 12.15 horas- y el desarrollo al completo del acto epnitencial.

Cuatro meses de intensos preparativos, desde que el pasado 9 de octubre el arzobispo de Sevilla anunciara la celebración de este Viacrucis Magno con motivo del Año de la Fe, podrían saltar por los aires debido a los últimos partes meteorológicos. El responsable de la congoja que atenaza a los cofrades, según indica el portavoz de Aemet, es un frente nuboso, asociado a una borrasca, que se introducirá en el "entorno del domingo" por el oeste de la Península que provocará una perturbación que afectará a Sevilla. A pesar de estos pronósticos, López Cotín no da aún por sentenciado el Viacrucis . "Hay un intervalo muy delimitado en el tiempo que es cuando se van a producir esas precipitaciones , aunque todavía no está muy claro cuándo se va a producir esa perturbación. De todos modos, no sentenciemos ya lo que va a ocurrir exactamente en la tarde del domingo", advierte el portavoz territorial de la Agencia Estatal de Meteorología.

Catorce hermandades estarán muy pendientes en la mañana del domingo de los últimos partes que sirva Aemet. Desde primera hora de la mañana, la junta superior del Consejo de Cofradías, con su presidente al frente, Carlos Bourellier, montará su cuartel general en la sede de la institución al objeto de valorar las últimas predicciones meteorológicas. "Desde la sede de la propia institución estaremos en contacto directo con todos y cada uno de los hermanos mayores por si hubiera que tomar una decisión de manera que cuente con el máximo consenso", comenta Bourrellier, quien ya pronostica que "si hay riesgo de agua, no se debe de salir, ya que se pondría en juego un patrimonio muy importante". Basta con que una hermandad, de acuerdo con los pronósticos, acuerde suspender la salida para que todas las procesiones de traslado queden abortadas.

En caso de que lluvia obligue a suspender los traslados de las imágenes representativas de cada una de las catorce estaciones, se activaría el denominado "plan B", aclara Bourrellier. El acto penitencial del Viacrucis se trasladaría entonces al interior de la Catedral, comenzando a la misma hora prevista actualmente para su inicio, las seis de la tarde, y estaría abierto al público.

El rezo de las catorce estaciones por el interior de las naves catedralicias estaría presidido igualmente por el arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, dándose lectura a los pasajes evangélicos, a las meditaciones realizadas por el propio prelado y a las oraciones de Juan Pablo II. En este caso, las estaciones se rezarían ante 14 cruces de penitente de la hermandad de Santa Cruz.

"Habíamos puesto mucho cariño, ilusión y trabajo para que el Viacrucis resultara esplendoroso y esa ilusión la vamos a mantener hasta el último momento", comentaba ayer el presidente del Consejo de Cofradías.

El concierto de la Banda Municipal previsto para la víspera del Viacrucis ha quedado suspendido, debido a los problemas laborales que atraviesa esta formación.
El arzobispo de Sevilla hizo ayer referencia a la posibilidad de que el Magno Viacrucis se vea amenazado por la lluvia. "Si el tiempo no nos favorece, tendremos que aceptarlo humildemente. A lo mejor Dios lo hace para rebajar nuestros humos y hacernos crecer en humildad demostrándonos con ello que nuestros proyectos, anhelos y deseos necesitan de la ayuda de Dios. Tendremos que aceptarlo como algo que el Señor permite para nuestro bien". Asenjo citó una frase de San Pablo: "Para los que aman a Dios, todo lo que sucede, sucede para bien".

Con todo, el arzobispo de Sevilla señaló que mantiene la esperanza de que este evento pueda celebrarse. "Lo pido fervientemente al Señor porque se ha puesto mucho ilusión, trabajo y esfuerzo por parte de las hermandades y el propio Arzobispado".<a target='_blank' style='font-weight: bold;font-size: 1.20em;' xhref='http://www.aemet.es/es/eltiempo/prediccion/municipios/sevilla-id41091'>El Tiempo. Consulte la predicción de la AEMET para Sevilla</a>

  • 1