El alumbrado marcó anoche el inicio de cuatro días de fiesta en Dos Hermanas

La iniciativa privada permite que este año haya corrida de toros y fuegos artificiales.

el 05 may 2010 / 17:49 h.

Los nazarenos tienen hasta el domingo para disfrutar del ambiente en el real.
La Feria de Dos Hermanas comenzó ayer con el tradicional encendido del alumbrado del real en el barrio de Vistazul. El alumbrado fue, de nuevo, un momento muy significativo de la celebración de una fiesta en plena crisis, ya que las bombillas de este año son del tipo LED, con mayor ahorro y más ecológicas. Pero eso sí, aportan la misma iluminación que otros años para abrir paso a la multitud que se veía bien antes de entrar en sus casetas para disfrutar de la cena del pescaíto.


El concejal de Fiestas Mayores, José Román, declaró: "Yo creo que va a gustar mucho y que va a llamar la atención, porque al final vamos a tener una feria con todos los avíos, pero manteniendo la misma filosofía de austeridad". En los mismos términos se expresó el portavoz del equipo de gobierno (PSOE), Agustín Morón, quien añadió que este tipo de iniciativas "se prueban en Dos Hermanas, y si salen bien, acaban por hacerse en los festejos de otras ciudades, como otras veces".

Y no le falta razón al edil, puesto que lo que se presentaba como una feria marcada por los recortes en los gastos, tendrá al final los ingredientes de siempre, en parte gracias a la iniciativa privada. Habrá toros el sábado a las 18.00 horas y se cerrará la celebración con un montaje de fuegos artificiales el domingo a las 23.30, tras brindarse un grupo de empresarios de la ciudad a correr con los gastos.

El hecho de que al final no se hayan eliminado los fuegos artificiales hará que muchos ciudadanos permanezcan en el real hasta el final, una situación que probablemente no hubiera ocurrido si, como era lo previsto, se hubiera quitado del todo el espectáculo por la noche.
Esta última inclusión se hará para mayor satisfacción de los caseteros, que temían que, tras la comida del domingo, los feriantes se fueran a sus casas conscientes de que no tenían que esperar a una clausura. Por tanto, una tarde y una noche más de fiesta son una tarde y una noche más de ingresos.

En el caso de los toros, también descartados en un principio, hay parte de cultura, parte de economía y parte de desafío político, puesto que los empresarios que organizan la lidia entienden que si funciona el evento esta vez y si los ciudadanos responden, el Ayuntamiento de Dos Hermanas deberá subvencionar de alguna manera el espectáculo del año que viene. Si por el contrario no hay aficionados suficientes, indirectamente se habría dado la razón al equipo de gobierno en su idea de no financiar los toros con dinero público. En lo meramente taurino, el cartel es bueno: lidiarán Francisco Rivera, El Fandi y Antonio Nazaré, un ilusionado chaval de 25 años que por primera vez toreará en su pueblo.

  • 1