Economía

El alumno aventajado

12.000 empleados y 300 millones de facturación. José María Pacheco, presidente de Konecta, ha conseguido en sólo una década conformar una firma líder en outsourcing en España. Este sevillano recibió ayer en el Paraninfo de la Hispalense el reconocimiento de la Universidad a uno de sus ex alumnos más aventajados.

el 16 sep 2009 / 04:45 h.

12.000 empleados y 300 millones de facturación. José María Pacheco, presidente de Konecta, ha conseguido en sólo una década conformar una firma líder en outsourcing en España. Este sevillano recibió ayer en el Paraninfo de la Hispalense el reconocimiento de la Universidad a uno de sus ex alumnos más aventajados.

"Todo premio es un reconocimiento al pasado, una alegría en el presente y un compromiso para el futuro". José María Pacheco, empresario sevillano y presidente del Grupo Konecta, líder en la externalización de procesos de negocios (outsourcing), recibió ayer el III Premio del Consejo Social de la Universidad de Sevilla y la Confederación de Empresarios de Sevilla (CES) a la Trayectoria Empresarial de Excelencia. Un acto que tuvo como marco el Paraninfo de la Hispalense.

Al principio, no se lo esperaba. "Cuando supe que estaba nominado mi primera reacción fue de pudor, aunque cuando me supe premiado pasé a estar un poco superado por los acontecimientos, sobre todo para alguien que lleva fuera de Sevilla más de 20 años", reconoció.

"Me costó encontrar trabajo", explicó el presidente de Konecta, aunque luego consiguió copar puestos directivos en la banca. Cuando estaba en lo más alto, fue cuando decidió lanzarse a la aventura. El gusanillo por el mundo empresarial cogió al sevillano con 40 años y en la madurez de su vida profesional. "Decidí cambiar de rumbo y, junto a otros socios, montar una empresa de una rama que no había en España", indicó en su discurso. Para ello, tuvo que hipotecar su casa, "algo que no le dije a mi mujer hasta después", bromeó.

Los resultados, excelentes. La vicerrectora de Relaciones Institucionales de la Hispalense, Teresa García Gutiérrez, se sentía así de orgullosa del ex alumno. "Nos reconforta imaginar que los conocimientos adquiridos aquí le ayudaron y eso nos anima a seguir, porque la Universidad es un espacio de reflexión pero también de acción", recordó, para añadir que, además de la trayectoria empresarial, lo que hace que su carrera "sea de excelencia es el compromiso ciudadano y la responsabilidad social". Y es que Pacheco también es patrono de la Fundación Konecta, dedicada a colectivos con riesgo de exclusión.

El homenajeado no olvidó la crisis. "Hemos de aprender lo que hemos hecho mal, tender hacia un modelo más industrial y menos financiero", señaló, y apuntó que los empresarios deben prepararse para "trabajar más y mejor ganando menos". Por ello, además de dedicar el premio a familiares, amigos y profesores de la Universidad, quiso recordar "a los empresarios que lo están pasando mal, pero también a los empleados, porque el drama del paro es horroroso".

  • 1