Local

'El amor al dinero es la raíz de los males'

Benedicto XVI ofició ayer en París una misa ante más de 260.000 personas, en la que hizo un llamamiento al mundo para que "huya" de los ídolos, "que son -dijo- un señuelo que encadena al hombre al reino de las apariencias y lo aleja de la felicidad, de su verdadero fin, que es Dios". Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 11:44 h.

TAGS:

Benedicto XVI ofició ayer en París una misa ante más de 260.000 personas, en la que hizo un llamamiento al mundo para que "huya" de los ídolos, "que son -dijo- un señuelo que encadena al hombre al reino de las apariencias y lo aleja de la felicidad, de su verdadero fin, que es Dios". El Pontífice denunció que la codicia insaciable es una idolatría, que el amor al dinero es "la raíz de todos los males" y que "el afán de tener, de poder e incluso de saber desvían al hombre de Dios".

En una mañana luminosa, Benedicto XVI se despidió de París, primera etapa de su viaje al santuario sureño de Lourdes, en los Pirineos franceses, con una misa en la explanada de los Inválidos, en el centro de la ciudad, "invadida" ya desde la noche del viernes por 60.000 jóvenes que participaron durante la noche en una vigilia de plegarias.

Desde primeras horas de la mañana ríos de gentes llenaron los Inválidos y zonas adyacentes, llegando a los 260.000 fieles.

  • 1