Deportes

El amor eterno no dura ni un año

Juanfran pasó de frases como “el Betis es el mejor equipo del mundo” o “no lo cambiaría por el Real Madrid” a salir corriendo tras el descenso a Segunda.

el 04 sep 2014 / 09:43 h.

Juanfran moreno Juanfran realizando trabajo con el esférico. Fuente: EDD. El culebrón protagonizado por Juanfran y el Betis llegó al último capítulo casi en el último minuto del último día del mercado. La evolución, o involución, de la relación entre el futbolista y el club es digna de estudio, aunque en realidad responde a un comportamiento estándar cuando de profesionales del balón se trata. Juanfran pasó con una inusitada velocidad de los besos al escudo y las promesas de amor eterno al deseo rotundo e inevitable de irse. Bastó un descenso a Segunda para modificar sus planes, pero no deja de ser llamativo su caso, precisamente por la locuacidad con que se desenvolvió cuando fichó por el Betis. El primer capítulo de la actitud extrema de Juanfran se rodó en 2012, en el primer intento verdiblanco por él. Antes decía lo siguiente: “No hay otro equipo más importante que el Betis para un chaval que viene del filial. Para mí es un club con mucha historia". Más información en la edición impresa de El Decano Deportivo.

  • 1