sábado, 08 diciembre 2018
13:33
, última actualización

El Ampa Lucus Solis de Sanlúcar agotará la vía ordinaria antes de protestar por el comedor escolar

La asociación del colegio San Eustaquio se ausentó de la caminata de los padres por «no compartir las formas» para reclamar el servicio

el 06 jun 2014 / 00:40 h.

La fachada del centro ubicado en la Corredera del colegio San Eustaquio. / El Correo La fachada del centro ubicado en la Corredera del colegio San Eustaquio. / El Correo Después de que más de una treintena de padres reclamaran en una caminata solidaria la creación de un espacio de comedor escolar para cerca de cuarenta menores entre 3 y 8 años que a diario tienen que andar durante 40 minutos para poder acceder a este servicio, el Ampa Lucus Solis del Centro Educativo de Infantil y Primaria San Eustaquio argumenta que se ausentaron de dicha protesta por «no compartir las formas». Según la secretaria de esta asociación, Esther Vargas, explica que desde la asociación de padres y madres del centro se agotará «la vía ordinaria ante la delegación de Educación para reclamar un servicio» que se lleva solicitando desde hace 30 años. Pese a que a principios de mayo ambas partes mantuvieron reuniones para ver qué acciones iban a llevar a cabo no se llegó a un consenso, lo que ha provocado que se actúe de forma independiente. Aunque los padres afectados y el Ampa no coinciden en las formas, ambas partes tienen claro que el objetivo es el «bien de los niños». De hecho, el próximo lunes, tanto los padres que acudieron a la caminata y los responsables de la asociación escolar tendrán una reunión junto al alcalde de Sanlúcar la Mayor, Antonio Manuel Pérez, con el objetivo de intentar acercar posturas. El Ampa Lucus Solis tiene claro que como asociación escolar es la responsable de dar la cara por el centro. En este sentido, Vargas sostiene que tanto unos como otros empiezan a trabajar juntos «se hará más fuerza ante la Consejería de Educación». Desde hace 30 años este colegio esta dividido en dos centros –el de la Corredera y el de la calle Castilla–. Pero los padres, tanto asociados como no, creen que a largo plazo la solución para el comedor escolar es conseguir la ampliación del colegio en un solo centro. Hasta el momento tendrán que luchar por conseguir un transporte que evite a los niños tener que andar 40 minutos diarios.

  • 1