Local

El anciano de Osuna ingresará en una residencia de Marchena

Antonio C.G., el anciano de 73 años que estuvo 47 días viviendo en una cueva de la Necrópolis de Osuna, ya tiene lugar para vivir. (Foto: El Correo)

el 15 sep 2009 / 03:24 h.

TAGS:

Antonio C.G., el anciano de 73 años que estuvo 47 días viviendo en una cueva de la Necrópolis de Osuna, ya tiene lugar para vivir. El trabajo de los servicios sociales del municipio ha dado sus frutos y el lunes será trasladado a la residencia de mayores que la Diputación tiene en Marchena.

Así lo comunicó ayer la alcaldesa de Osuna, Rosario Andújar (PSOE), quien señaló que se le está preparando su estancia, además de la ropa y el calzado necesario para que retome su vida.

Según informó ayer el Ayuntamiento en una nota, Antonio ya ha firmado la solicitud y se ha mostrado conforme en todo momento con la decisión, fruto de las gestiones realizadas por los servicios sociales del Ayuntamiento de Osuna con la Diputación provincial para encontrarle un lugar para vivir, lejos de las calles de Madrid y de la soledad y humedad de la cueva de Osuna.

El traslado a la residencia lo realizarán los servicios de la Cruz Roja el próximo lunes a las 10 de la mañana, con lo que se pondrá fin a esta situación.

Objetivo. La alcaldesa afirma en el comunicado que "no se ha dejado de trabajar desde que hace una semana se tuviera constancia, por la información de unos vecinos, de que este hombre se encontraba refugiado en este lugar, ubicado en los extramuros de Osuna".

Andújar señala que "tras conocerse la situación ésta se puso en manos de los servicios sociales de Osuna y de Cruz Roja para ofrecerle todas las condiciones necesarias en cuanto a higiene, atención sanitaria y alimentación, de ahí que estos últimos días haya estado alojado convenientemente hasta concluir las gestiones que lo trasladarán definitivamente a esta residencia".

Con esta solución alcanzada se ha logrado vencer el principal escollo que existía ayer para que Antonio se quedara aquí: el hecho de que no estuviera censado en Andalucía y que podría haberlo devuelto a Madrid.

A la capital de España se fue este vecino de Osuna en 1959, huyendo del duro trabajo en el campo para buscarse la vida. Hasta allí llegó con 23 años, y trabajó como peón, albañil y también en un mercado de la ciudad. Hace unos meses decidió abandonarlo, tras medio siglo de su vida, después de que murieran los pocos familiares que le quedaban, entre ellos su esposa, y quedarse solo "arruinado y estafado". Entonces regresó a su tierra porque no se le ocurría "otro lugar mejor" y aunque ya no tiene familiares ni apenas conocidos llegó el pasado 24 de febrero y se alojó en la cueva de la que ahora ha salido.

  • 1