Cultura

El año va a terminar como empezó

Un repaso a la actualidad taurina.

el 20 dic 2010 / 20:43 h.

Nada nuevo bajo el sol. Algunos analistas taurinos habían señalado la fecha del pasado 15 de diciembre como un antes y un después en el perezoso movimiento federativo de los estamentos taurinos. Pero hubo muy poco que rascar. Las expectativas -para el que las albergase- se han vuelto a ver defraudadas. La enésima reunión de la Mesa del Toro se ha resuelto con dos o tres brindis al sol: un homenaje a Vargas Llosa; la financiación de la ILP que pretende invertir el proceso abolicionista catalán y el montaje de un hipotético y lujoso festival del que desconocemos su presunta utilidad.

Pero de turrón, pan y vino, nada. La estructura organizativa de la Mesa del Toro -que ha demostrado con creces su inoperatividad- permanece intacta y sigue sin aprovechar el indiscutible tirón y los golpes de efecto que han sabido liderar y protagonizar los matadores, abanderados por El Juli, en los últimos y trepidantes meses.

Faltaron toreros. Precisamente fue el maestro madrileño la única figura del toreo que concurrió a la sesión del pasado día 15. Esta reunión había estado precedida de otro encuentro en el que se escenificó la fusión de las dos asociaciones de matadores precedentes bajo el nombre de Taura.

Se suponía que el siguiente paso era renovar la estructura y las caras visibles de la famosa Mesa del Toro para dotarla de una mayor presencia publica y una mejor capacidad operativa. Desgraciadamente no ha sido así y no deja de resultar llamativa la ausencia del elenco de todas las figuras que peregrinaron por los despachos de la señora González Sinde y el plenipotenciario Rubalcaba en busca del grial que se prometía con el simbólico traspaso al Ministerio de Cultura.

El caso es que las cosas se quedan como están y se vuelve a demostrar que el afán federativo de empresas, hombres de luces y ganaderos es bastante corto. Hace algunos años ya se demostró: la tramitación de los derechos de imagen de los espectáculos televisados provocó la ruptura de la unión de los matadores en favor de las empresas, que reafirmaron quién tenía la sartén por el mango. Con la crisis galopando por todas las tierras de España, éste era el momento de los matadores.

Ellos siguen siendo la imagen más rutilante y rentable de un singular planeta que sigue afrontando el futuro sin dejar de mirarse al ombligo. Así nos va.

b La cosa se complica. Manzanares vino a Sevilla a recoger el premio del Gran Meliá Colón con la mano completamente escayolada y protegida por vendajes. Las últimas noticias han confirmado los insistentes rumores que venían pululando desde hace algunas fechas.

Él mismo lo comentó en algunos de los corrillos posteriores a la entrega del trofeo: los tendones dañados no terminan de recuperarse y la alarma empieza a encenderse sin que el diestro disimule su preocupación. Después de varios anuncios y cancelaciones sucesivas, el alicantino había fijado su reaparición definitiva en la inminente feria de Cali pero los escasos avances de la recuperación le han aconsejado seguir en reposo y dejar pasar también el contrato de Manizales.

El torero, que está siendo tratado por el doctor Ángel Villamor, ha puesto la vista en la Monumental de México, en la que tendría que actuar en enero. Ha pasado demasiado tiempo -se cortó la mano izquierda con su propia espada el 8 de septiembre en Utrera- y la inquietud crece. Por su propio bien, y el de todo el toreo, le deseamos una pronta recuperación. Amén.

  • 1