Local

El aparcamiento indiscriminado sigue en Cartuja mientras los parking no se llenan

El alcalde insiste en que la Consejería de Fomento debe abrir todas las parcelas, pero la zona de estacionamiento que más se usa de las dos abiertas no registra ni un 50% de ocupación

el 04 mar 2014 / 23:30 h.

TAGS:

15552669 Coches que invaden el carril bici, que no respetan las señalas de prohibido aparcar, doble fila... el corazón empresarial de la Isla de la Cartuja es un paraíso para el aparcamiento indiscriminado. Los trabajadores y usuarios de las empresas allí ubicadas prefieren aparcar mal a unos pasos de sus destinos, a aparcar legalmente en los aparcamientos habilitados por la Junta de Andalucía en la banda junto a la avenida Carlos III. La falta de control y vigilancia policial en la zona es tan evidente que pocos asumen que hay un riesgo por aparcar saltándose todas las reglas. No se multa, así que no hay medida disuasoria. Además, el transporte público es a todas luces insuficiente. Mientras, las parcelas puestas a disposición por la Consejería de Fomento que dirige Elena Córtés (con la que el alcalde, Juan Ignacio Zoido, se reunirá hoy) están casi vacías. Los trabajadores de la Cartuja no quieren andar o aún no se han enterado de que hay aparcamientos gratuitos en los alrededores de sus puestos de trabajo. aparcamiento-cartuja-02La parcela norte, la primera que  abrió la Junta y que está más cerca de la facultad de Periodismo, registra una ocupación máxima diaria de 48 coches, una media que supone un 12,9 por ciento de un total de 372 plazas. El otro solar habilitado posteriormente como aparcamiento por la Junta, en la zona Sur, registra una ocupación máxima diaria (de media) de 177 vehículos, un 47,8 por ciento de un total de 370 plazas. Y eso sólo los lunes, que es el día en el que más personas hacen uso de este aparcamiento. Los jueves y viernes, en cambio, baja el nivel de ocupación. En total, los dos aparcamientos son utilizados por una media de 225 conductores, un 30,3 por ciento, cuando existen 742 plazas. Quedan 517 plazas libres incluso en los momentos de máxima ocupación. aparcamiento-cartuja-03Según fuentes de la consejería, se seguirá estudiando la evolución de la demanda de estos aparcamientos y su impacto en la movilidad en la Cartuja. Cada día un trabajador de la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA, antes EPSA, propietaria de los terrenos) realiza dos conteos de coches, a las 12.00 y a las 15.00 horas y, según la Junta, es «lógico que la decisión de abrir nuevas parcelas, que habría que acondicionar como aparcamientos y vigilar, con el consiguiente gasto de recursos públicos, esté sujeta a que antes se utilicen los aparcamientos ya abiertos». Actualmente un 70 por ciento de las plazas abiertas por la Consejería están desocupadas incluso en los momentos de mayor demanda, insisten desde la Consejería de Fomento que gestiona Cortés (IU). Sin embargo, el alcalde, Juan Ignacio Zoido (PP), volvió ayer a insistir en que la Junta debe abrir todas las parcelas de la banda de Carlos III. «Lo mejor que puede hacer Espadas (el portavoz municipal del PSOE), es pedirle a la Junta que abra las parcelas para que  pueda aparcar todo el mundo que va por allí y con eso tendría más que  suficiente», subrayó, tras pedirle que «mire hacia la Junta, que toma  una vez más medidas arbitrarias que tienen perjuicio a los sevillanos  que trabajan en la Cartuja». Ante el poco uso de las nuevas zonas de aparcamiento y el uso de aceras o carriles bici para aparcar, la plataforma Sevillasemueve denunció que estamos ante «otro caso más de la manera que muchos sevillanos tienen de dejar el coche: de cualquier manera, pensando que la calle es entera suya». «Pero claro, además en la Cartuja, donde nadie vive, ¿a quién le importa?», se preguntan en su web. Este colectivo, como otros de peatones y ciclistas, reclama  la regulación de los aparcamientos, «y para ello serán necesario multas, que en un principio podrían ser advertencias», así como una planificación que pase por zona azul, la apertura del resto de bolsas de aparcamiento y una ampliación del transporte público, más allá de las líneas circulares de Tussam.

  • 1