Local

'El Arca de Noé' de las semillas

Bóveda Global de Semilas de Svalbard. Así se llama la mayor reserva mundial de semillas, que fue inaugurada en una de las islas del Círculo Polar Ártico. Berenjena, lechuga, cebada o patata. 100.000 millones de semillas en una montaña congelada y a salvo del cambio climático.

el 15 sep 2009 / 00:43 h.

TAGS:

Bóveda Global de Semilas de Svalbard. Así se llama la mayor reserva mundial de semillas, que fue inaugurada en una de las islas del Círculo Polar Ártico. Berenjena, lechuga, cebada o patata. 100.000 millones de semillas en una montaña congelada y a salvo del cambio climático.

El primer ministro de Noruega, Jens Stoltenberg, presidió el acto de inauguración de la bóveda, la mayor planta de semillas del mundo, que recibió envíos inaugurales de 100 millones de semillas provenientes de más de 100 países. Un depósito en el que hay desde variedades únicas de alimentos básicos africanos y asiáticos -tales como maíz, arroz, trigo, caupí y sorgo-, hasta variedades europeas y suramericanas de berenjena, lechuga, cebada y patata. Se trata de la colección más extensa y diversa de semillas de cultivos alimenticios guardada en cualquier parte del mundo, según informó ayer el Foro Mundial para la Diversidad de los Cultivos.

En el acto también estuvieron la ambientalista africana y Premio Nobel de la Paz, Wangari Maathai, que colocó las primeras semillas; el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, y una multitud de dignatarios y expertos agrícolas. El almacén se encuentra a 130 metros dentro de una montaña congelada.

A salvo. La instalación, construida "contra todo riesgo", está cavada en la profundidad de la roca congelada y asegurará por siglos, o más, la representación de cada cada variedad de cultivo importante disponible hoy en el mundo. Sólo en caso de que todas las fuentes de semillas de ese tipo hayan sido destruidas o se hayan agotado podrán ser extraídas del almacén, a no ser que los países donantes -que son los propietarios de las simientes- así lo requieran. En total, esta despensa helada tiene capacidad para dos billones de semillas. Además de proteger contra la pérdida diaria de la diversidad, la bóveda también podría resultar indispensable para recomenzar la producción agrícola a nivel regional o global en el caso de un desastre natural o cataclismo causado por el hombre, según sus promotores. Igualmente, se han incluido contingencias para el cambio climático dentro del plan, ya que incluso en los peores escenarios de calentamiento global, las bóvedas permanecerán naturalmente congeladas hasta por 200 años.

"Con el cambio climático y otras fuerzas que amenazan la diversidad de vida que sostiene nuestro planeta, Noruega esta orgullosa de desempeñar un papel central en la creación de una instalación capaz de proteger lo que son no sólo semillas, sino los cimientos fundamentales de la civilización humana", dijo el primer ministro noruego.

Las primeras muestras depositadas en el almacén en el acto inaugural fueron de arroz. Había variedades provenientes de 104 países distintos. La caja se abrió durante la ceremonia y luego se volvió a sellar antes de ser colocada en la bóveda.

  • 1