jueves, 21 febrero 2019
15:20
, última actualización
Local

El área metropolitana libera terrenos para 57.809 VPO

Este suelo cubrirá la demanda estimada en el área metropolitana para los próximos años.

el 15 jun 2010 / 18:08 h.

TAGS:

La liberación de suelo permitirá también el impulso del sector de la construcción.

El área metropolitana tiene reservado suelo suficiente para cubrir la demanda de vivienda protegida para los próximos años, estimada en torno a las 60.000. Eso después de que 37 municipios hayan adaptado sus PGOU (plan general de ordenación urbana) a la nueva legislación. Ese proceso da como resultado, hasta el momento y según la Consejería de Obras Públicas, que se hayan liberado los terrenos para 57.809 viviendas protegidas. Otra cantar es la crisis, que está dificultando la llegada de inversores que se hagan cargo de esta previsión de VPO, que en principio se fijaba para los próximos ocho años. 

Este nuevo balance supone que el 89,5% de la población del área metropolitana -el equivalente a los 1,3 millones de habitantes que residen en municipios que cuentan ya con su planeamiento- tiene adaptado el documento. De este modo, 37 de las 46 localidades que integran la Gran Sevilla han cumplido con lo establecido, bien mediante la vía de la adaptación parcial, bien por el procedimiento normal, es decir, con la aprobación de un nuevo PGOU.


Esa gran bolsa de VPO llega gracias a las exigencias de la Ley de Suelo, que obliga a que un 30% de las viviendas proyectadas tengan algún tipo de protección. Pese a que el mapa de suelo para viviendas protegidas ya está en la cifra estimada de los 60.000 inmuebles, todavía hay nueve municipios del área metropolitana sin la adaptación, y por tanto, todavía no tienen una previsión cerrada de VPO.

De esta manera, Bormujos, Guillena, La Puebla del Río, San Juan del Aznalfarache, Mairena del Alcor, El Viso del Alcor, Camas y Coria del Río se encuentran inmersos en los trabajos de adaptación y se hallan en diferentes fases de tramitación. La mayoría han optado por la vía rápida, por lo que en un corto periodo de tiempo culminarán el proceso. El único que escogió la segunda vía es Castilleja del Campo, que está en plena revisión de su PGOU.

Sin saber cómo repercutirán en la cifra estos municipios restantes, sí está claro que la reserva actual de suelo convierte a la corona de Sevilla en la principal impulsora de VPO en la provincia, al aglutinar más del 82% de las 70.000 viviendas protegidas proyectadas en los desarrollos futuros del territorio.

Del conjunto de 37, la mayoría -29 municipios- completó este proceso mediante la adaptación parcial, una vía aprobada en 2008 por la Consejería de Obras Públicas que posibilita asumir las directrices de una forma ágil para poner suelo en el mercado con destino a VPO. De hecho, esos PGOU ya adecuados por este procedimiento posibilitarán incorporar a sus futuros crecimientos suelo para 26.958 nuevas viviendas protegidas. En cambio, las otras ocho localidades, entre las que está la capital hispalense, optaron por adaptarse mediante un nuevo plan general, algo que requiere un mayor periodo de tramitación y hasta tres aprobaciones: inicial, provisional y definitiva, con las correspondientes exposiciones públicas. Gracias a esta fórmula se reserva en los instrumentos de planeamiento terreno para albergar la edificación de otras 30.851 VPO.

Como se venía planteando en los últimos tiempos desde la propia Junta de Andalucía, una vez que se consiguen los suelos y las administraciones locales son capaces de tenerlos adaptados, el siguiente objetivo es ahora implicar a la iniciativa privada en el desarrollo de las promociones, algo que se antoja complicado en virtud de la mala situación económica existente. De hecho, ya se presuponía desde hace un año que este paso -el de búsqueda de inversores- sería incluso más complicado que el de haber convencido a las administraciones locales para que agilizaran los plazos para conseguir esta bolsa de suelo.

Por otra parte, además de la rápida adaptación de los municipios del área metropolitana, el conjunto de la provincia cuenta ya con 69 poblaciones que cumplen las directrices de la Ley del Suelo, con una reserva de parcelas para edificar más de 70.000 viviendas protegidas. De ellos, 52 poblaciones escogieron el procedimiento de la adaptación parcial, lo que convierte a Sevilla en la primera provincia de la comunidad autónoma con mayor número de planes generales en esta circunstancia, por delante de Almería, que ostenta el segundo lugar con un total de 32 adaptaciones parciales.

  • 1