Local

El área metropolitana por fin vio nacer su hoja de ruta

el 29 dic 2009 / 18:00 h.

TAGS:

Como augurábamos hace un año, 2009 iba a ser el del área metropolitana y su Potaus (Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Sevilla), que por fin fue aprobado definitivamente el pasado mes de junio por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía. Se puso fin así a más de dos años de tramitación y a dos décadas de ausencia de un marco para regular el crecimiento de un área con un millón y medio de habitantes.

Llegó, pues, en el ecuador de 2009 el Potaus, pero todavía falta por ver sus frutos, ya que las 69 áreas de oportunidad (grandes proyectos productivos y residenciales) esperan tiempos mejores para materializarse por el recelo de los inversores en plena crisis. El Potaus que es el primer plan subregional aprobado definitivamente por la Junta de Andalucía es también algo más que un planeamiento, plasma las aspiraciones de la mayoría de los 46 municipios que componen la Gran Sevilla y la amplia voluntad de consenso entre las distintas administraciones, dado que la Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio, madre de esta biblia del urbanismo, negoció con todos los alcaldes y escuchó sus demandas al respecto. Es un documento a 10 años vista. Prevé el desarrollo de 69 áreas de oportunidad, muchas de ellas ya comenzadas porque la lentitud en su ejecución provocó que los consistorios más emprendedores y dinámicos del territorio le tomaran la delantera. Estas 69 áreas de oportunidad cuentan con un alto potencial de desarrollo, por cuanto permitirán una inversión global superior a los 25.000 millones de euros y serán capaces de generar más de 220.000 empleos en el territorio.De las citadas 69, 22 son residenciales, con una previsión que ronda las 55.000 viviendas, entre el 60% y el 70% protegidas, para cubrir la demanda, y donde tres grandes bolsas son las mimadas de la Junta de Andalucía. Por un lado, Pago de Enmedio (con 4.500 viviendas) en La Rinconada, y Cortijo de Cuarto (con más de 5.500) a caballo entre Sevilla y Dos Hermanas, y por otro, Entrenúcleos, en este último municipio (con 20.000). Las dos primeras serán impulsadas directamente por la Empresa Pública de Suelo de Andalucía (EPSA), mientras que Entrenúcleos corresponde a un Ayuntamiento de Dos Hermanas imparable por hacer valer su papel en el área metropolitana. El resto son áreas de oportunidad productivas (47), con parques empresariales, tecnológicos y logísticos de primer nivel, pensados para redistribuir la capacidad productiva del territorio, de manera que la gente cada vez viva más cerca de donde trabaja y se reduzcan los desplazamientos que convierten a algunas vías de comunicación de la aglomeración urbana en un infierno para el conductor cada día.Precisamente, es aquí donde se abre la gran interrogante, ya que los consistorios deberán esperar a las grandes infraestructuras previstas para poder darle un empujón a estos proyectos. Entran aquí tanto las propuestas para mejorar el transporte público (carriles bus, ejes tranviarios y ampliación del Metro de Sevilla y de la red de Cercanías) como las vías de comunicación, tanto con la construcción de la ronda de circunvalación SE-40, como proyecto estrella, como con las obras para sacarle más partido a vías de gran capacidad actualmente muy colapsadas. En este sentido, su puesta a punto será clave para que las áreas de oportunidad puedan empezar a configurarse, ya que todas exigen un estudio de movilidad previo. El documento contempla 25 nuevas actuaciones que mejorarán la red viaria y de transporte público del ámbito. Suponen una apuesta decisiva por el transporte público como modo preferente para el área metropolitana de Sevilla. De hecho, más del 60% de la inversión prevista en la materia tendrá como destino actuaciones de transporte público, con el objetivo de que alcance una tasa de utilización del 35% en 2020. Entre las actuaciones más destacadas en este aspecto está la red de Metro de Sevilla, sus prolongaciones hasta Alcalá de Guadaíra y Dos Hermanas y los tranvías del Aljarafe y Dos Hermanas y Los Palacios y Villafranca, que acaparan unos 1.500 millones de euros de la inversión prevista.
El Potaus también atiende a la mejora y potenciación de las infraestructuras básicas del área metropolitana. En el apartado hidráulico, recoge las actuaciones previstas en el convenio entre la Agencia Andaluza del Agua y el Consorcio Provincial del Agua, que suponen una inversión de 441 millones de euros y donde destacan la construcción de dos estaciones de tratamiento de agua potable (ETAP) y 15 depuradoras. De igual manera, el Potaus impulsa el desarrollo de fuentes de energía renovables y recoge proyectos que permitirán contar con capacidad para generar más de 2.000 megavatios de potencia, suficientes para abastecer a más de un millón y medio de habitantes y disminuir en más de tres millones de toneladas las emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera, en su compromiso también de lucha contra el cambio climático. Precisamente, la apuesta por el medio ambiente se concreta con casi 90 millones de metros cuadrados para zonas verdes, divididos entre parques urbanos (17.654.914) y parque metropolitanos (70.323.296). En el Potaus se incluyen también otro tipo de zonas verdes, como los parques culturales, tanto en el Aljarafe como en Los Alcores y los ejes fluviales. De este modo, ya está dibujada sobre el papel cómo será la aglomeración urbana en el futuro y sólo resta verla ejecutada, para lo que hace falta el compromiso de los inversores.

Despedida para nueve alcaldes

Será recordado 2009 como el año de la despedida antes de tiempo de hasta nueve alcaldes en la provincia, que se sumaron a la nómina de seis que fueron baja en 2008. Los dos relevos más polémicos fueron los de Camas y La Algaba. En el primer caso, Juan Pazos (IU) se vio obligado a dejar la alcaldía acorralado por la mitad de su equipo de gobierno y por las siglas con las que había ganado las elecciones. El testigo lo cogió Rafael Recio (PSOE), porque IU prefería ver gobernar a un socialista que mantener al que había sido su candidato. Mientras, en La Algaba se rompió el pacto de gobierno entre PSOE e IU y se presentó una moción de censura con ayuda del PP. De este modo, José Luis Vega (IU) perdió la alcaldía a manos de Marcos Agüera (PSOE), lo que abrió una brecha entre los dos partidos en la provincia.Otra baja destacada fue la de José Juan López (PSOE), alcalde Burguillos, días antes de que se conociera una sentencia que lo inhabilitaba para cargo público ocho años por delito contra la ordenación del territorio. Le sucedió en el cargo Mariana Pérez (PSOE). Por otra parte, motivos personales para sus dimisiones alegaron Diego Sánchez (PSOE), que dejó la alcaldía de Benacazón a Juana María Carmona;Justo Padilla (PSOE), que cedió la de Guillena a Lorenzo Medina; Antonio Reinoso (PSOE), relevado en Castilleja del Campo por Narciso Luque;y Juan Ramón Troncoso (PSOE), por Fernando Zamora en San Juan de Aznalfarache. Eso sí, en este último caso, y también en algunos de los anteriores, pesó la presión del partido para iniciar un cambio aprovechando el ecuador del mandato 2007-2011 para dar a conocer la cara que probablemente ilustrará los carteles en 2012.
Eduardo Tamarit (IU) dejó el bastón de mando en La Luisiana por diferencias con la coalición de izquierdas, que también dejó. Y el año lo cerró Antonino Gallego (PP), que dejó la alcaldía de Bollullos de la Mitación tras 14 años en el cargo. 

Las discrepancias mantienen en el aire la autoridad única

n Estaba anunciada para febrero de 2009, pero finalmente este año se cierra sin que se conozca cuál es el proyecto del PSOE dentro de su propuesta de una autoridad única para el área metropolitana. Esta idea, lanzada hace más de dos años por el secretario general del PSOE de Sevilla, José Antonio Viera, no termina de encontrar la manera de ser plasmada en la realidad, tanto por los recelos que despierta en otras administraciones como dentro de este partido, que es el que más municipios gobierna en la Gran Sevilla. El líder del PSOE de Sevilla prometió presentar en el Parlamento andaluz un modelo encaminado a gestionar de manera conjunta ciertos temas que afectan a toda la aglomeración urbana. Sin embargo, más recientemente, el consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Espadas, hizo un alegato a favor de una agencia orientada a captar recursos, tanto en España como en el extranjero, para que los inversores pongan en marcha los grandes proyectos previstos en el Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Sevilla (Potaus), al tiempo que mostró su rechazo hasta a la terminología “autoridad única”. En este sentido, recordó que la Junta, así como la Diputación, e incluso las mancomunidades, ya trabajan con una visión de conjunto en el territorio por lo que la creación de un nuevo órgano sigue en el aire. Y 2010 dirá.

La SE-40 pisa el acelerador como eje vertebrador

Las obras de la segunda ronda de circunvalación de Sevilla, la SE-40, continúan a buen ritmo, después de que en 2009 fueran adjudicadas la obras de tres nuevos tramos, entre ellas las más complejas: las de los túneles bajo el río Guadalquivir. De este modo, la vía de comunicación que marcará la madurez del área metropolitana y permitirá abrirla hacia la segunda corona, es un compromiso ya en marcha y a la espera de que los plazos de ejecución no sufran muchos retrasos, porque el dinero está llegando. Son casi tres años los que lleva en obras la SE-40, ya que fue el 9 de abril de 2007 cuando arrancaron los trabajos en el primer tramo. En total, desde el Ministerio de Fomento se calcula que el conjunto de la SE-40 obligará a excavar del orden de 15,5 millones de metros cúbicos de tierra. Es el equivalente a cubrir casi 86 veces el estadio Ramón Sánchez Pizjuán o a levantar 853 torres con unas dimensiones similares a la Giralda.En estos momentos están en obras seis de los tramos de la ronda de circunvalación, los que comprenden desde La Rinconada hasta Espartinas. Mientras, están en fase de tramitación otros cuatro tramos. Del que todavía no se sabe nada en papel es del tramo que comprende La Algaba y el acceso norte de Sevilla, que incluye un puente sobre el río Guadalquivir que será su emblema. 

  • 1