domingo, 21 abril 2019
14:06
, última actualización
Local

El área pediatrica del Valme avisa del aumento de agresiones a niños

Los datos se han doblado en dos años. El hospital de Valme atendió en 2008 un total de 171 casos de maltrato infantil, el doble de los contabilizados en 2006. El coordinador del Programa de Pediatría Social de este centro, Juan Gil Arrones, lamenta que este asunto "no interese a nadie".

el 16 sep 2009 / 08:13 h.

TAGS:

Los datos se han doblado en dos años. El hospital de Valme atendió en 2008 un total de 171 casos de maltrato infantil, el doble de los contabilizados en 2006. El coordinador del Programa de Pediatría Social de este centro, Juan Gil Arrones, lamenta que este asunto "no interese a nadie".

Las cifras son preocupantes. A lo largo de 2008 el hospital de Valme atendió 171 casos de maltrato infantil (46 de abusos sexuales y 125 de otro tipo). Y los pediatras dan la voz de alarma. "El maltrato infantil no interesa políticamente, no da votos ni da brillo", afirma Gil Arrones, quien señala que en 2007, sólo en Valme, contabilizó 164 casos de maltrato infantil (31 de ellos de abusos sexuales y 133 de otro tipo de maltrato), mientras que en 2006 fueron 85 casos (28 de abuso sexual y 57 de otro tipo).

Para contrastar estas cifras con las de otros tipos de violencia, valga un ejemplo: el mismo hospital en 2008 atendió a 14 mujeres víctimas de violencia (frente a 171 casos de maltrato infantil) y en 2006 a 11 mujeres víctimas de violencia.

El hospital de Valme atiende a una población de 400.000 habitantes, el 20% de los cuales es menor de edad, señaló Gil para dar una muestra de la magnitud del problema, ya que en Andalucía y en España no se disponen de estadísticas sobre maltrato infantil. Sólo en Valme, en los diez últimos años, se han detectado algo más de 350 casos "altamente sospechosos" de abusos sexuales, entre el 20 y el 24% de ellos a niños y el resto a niñas.

El 18% de los casos de maltrato infantil que se detectan ahora es "entre iguales", o sea de menores que han sido agredidos por menores, algunos con acoso y resultado de muerte por suicidio de la víctima por maltrato.

La mayor parte de los casos se producen en el ámbito familiar, en todas las clases sociales y, mientras en el abuso sexual la mayoría lo cometen los padres y, en segundo término, otros varones de la familia, en los casos de palizas y desatención, los responsables son por igual los padres y las madres, según explicó Gil Arrones.

El maltrato infantil "no es una cuestión menor; la mayoría de los violadores de sus propios hijos quedan impunes; en el hospital se han visto bebés de cuatro meses con siete u ocho huesos rotos, hemorragias cerebrales o que se han quedado ciegos". "Eso -añadió Gil-por no hablar del maltrato psicológico, que ése ni lo olemos, a no ser que sea una barbaridad que requiera asistencia psiquiátrica".

El pediatra insistió en que desde la Administración "no se hace lo suficiente; pasa como si no tuviera importancia o incidencia sobre la salud de los niños y su personalidad, los medios en los hospitales son mínimos y la atención especializada no está organizada".

Gil insistió en matizar que todos estos datos obedecen a los casos que los pediatras y este grupo de profesionales aciertan a dilucidar como altamente sospechosos, ya que el principal síntoma, que es la tristeza de los niños, -lamentó- "no es un síntoma específico del maltrato".

  • 1