viernes, 19 abril 2019
10:59
, última actualización
Deportes

El argumento zafio de las primas

el 15 feb 2011 / 21:21 h.

La crisis de resultados desencadenada en el Betis con las cuatro últimas derrotas ha dado pábulo a toda una serie de cábalas sobre los motivos que han llevado a la plantilla a firmar tan horrenda racha, más inexplicable aún si se recuerda que esos mismos jugadores venían de hacer la mejor primera vuelta de la historia en Segunda división y de eliminar en la Copa a dos equipos de Primera –Zaragoza y Getafe– y plantarle cara al todopoderoso FC Barcelona, que en el Villamarín vio truncada su impresionante racha de 28 partidos sin perder, desde que lo hiciera con el Hércules el 11 de septiembre, Día de Catalunya para más señas. El sobreesfuerzo copero, las numerosas lesiones, los devaneos tácticos del entrenador, los errores arbitrales –ante el Elche, con 0-0, le señalan a Rubén Castro otro fuera de juego que no era en una jugada de gol, como ya había ocurrido en los tres anteriores partidos con Jorge Molina, principalmente– y los fallos, en algunos casos garrafales, de los futbolistas, se han combinado de tal manera que han hecho del altivo Betis que deslumbró en Getafe o ante el Barça, hace menos de un mes, un equipo previsible, plano y sin chispa capaz de sucumbir ante rivales que luchan por eludir el descenso a Segunda B. Fútbol es fútbol, que decía Boskov, y todo puede pasar cuando la pelota echa a rodar y veintidós tíos empiezan a correr detrás de ella. Lo que me niego rotundamente a admitir como causa del bajón es el bulo que algunos han puesto en circulación de que los futbolistas no juegan con la misma intensidad porque ahora no cobran las primas que de vez en cuando recibían antes con Oliver, que no tenía reparos en meter mano en la caja del club pese a la ruina imperante, que a él le traía al pairo. ¿Hubo prima acaso por eliminar al Getafe o ganarle al Barça? ¿O por derrotar a Tenerife, Nástic y Alcorcón antes de que llegara la crisis? Todas esas victorias se dieron ya con Gordillo de presidente y sin primas ni sobrinas que valgan, así que es zafio querer vincular ahora la mala racha de resultados con la ausencia de primas.

  • 1