jueves, 13 diciembre 2018
19:56
, última actualización
Economía

El arreglo de las interferencias del 4G lo pagarán las operadoras

Telefónica, Vodafone y Orange tendrán que sufragar los gastos para que la televisión digital terrestre se vea bien a partir del 1 de enero

el 27 nov 2014 / 22:05 h.

TAGS:

Un instalador de telecomunicaciones adapta una antena al reparto de frecuencias. /  D. Roldán Un instalador de telecomunicaciones adapta una antena al reparto de frecuencias. / D. Roldán Los usuarios de la TDT (Televisión Digital Terrestre) tienen que adaptar sus antenas colectivas antes del 1 de enero para seguir viendo todos los canales por el nuevo reparto de frecuencias provocado por la llegada de la tecnología móvil 4G y, además, a partir de esa fecha, tendrán que estar muy atentos por si hay interferencias. Sobre todo aquellos ciudadanos que tengan antenas individuales o de banda ancha, a los que ahora no le afecta la reantenización. Eso sí, para subsanar estas interferencias (por medio, sobre todo, de filtros) no tendrán, según el Gobierno central, que pagar nada. Los operadores de telecomunicaciones con licencias en la banda de 800 MHz –Telefónica, Vodafone y Orange– serán los encargados de garantizar que la puesta en servicio de las estaciones base para las comunicaciones móviles no afecten a la televisión. Así lo recoge el proyecto de orden ministerial que estable las actuaciones que deben realizar estas compañías en el proceso del llamado dividendo digital y que se debatirá con el sector en una reunión del Consejo Asesor de Telecomunciaciones y de la Sociedad de la Información (Catsi) el próximo 3 de diciembre. El Ministerio precisó ayer que además de las distintas actuaciones, tanto preventivas como correctivas, los operadores tendrán que asumir todos estos costes para que no cause «ningún perjuicio económico a la ciudadanía» y, además, el usuario podrá reclamar ante la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información (Setsi). Ésta tendrá que responder mediante resolución administrativa de obligado cumplimiento. Estas medidas comenzarán a aplicarse de manera gradual a partir del 1 de enero de 2015, una vez finalizada la liberación del dividendo digital que permitirá el uso de la banda de 800 MHz, que hasta ahora emplean las televisiones, para el 4G. La orden ministerial establece la obligación a estos operadores móviles de realizar actuaciones antes del despliegue y también una vez realizado éste para eliminar las incidencias que puedan producirse. En concreto, desde la instalación de un filtro de cabecera colocado a la salida de la antena a la elección de emplazamientos óptimos para la instalación de sus estaciones base o la realización de ajustes en la potencia de emisión de las mismas en los sectores susceptibles de afectación. Además, serán los propios operadores los encargados de informar a la ciudadanía y articular un centro de atención al ciudadano para resolver los problemas.

  • 1